Albert Batlle, teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento, cree que en Barcelona no hace falta una nueva ordenanza de civismo, pero sí que “hay que poner más mano dura en el aspecto de la delincuencia”. Según el teniente de alcalde, hay que ordenar la convivencia ciudadana en la capital catalana y que esto implicará a delincuentes y a ciudadanos. De esta manera, apunta que se realizarán campañas de fomento del civismo y de uso correcto del espacio público.

Desde el Ayuntamiento afirman que la inseguridad es la principal preocupación de los barceloneses, tanto en la sensación de inseguridad como en datos objetivos. Batlle explica que han incrementado los delitos en la ciudad, especialmente de los robos y hurtos. En este sentido, el número tres del PSC apunta que "no hará milagros pero que los resultados se verán día a día".

NUEVOS REFUERZOS

Según ha explicado el teniente de seguridad en una entrevista en La Vanguardia, “hay una insuficiente respuesta judicial porque se ha eliminado la reincidencia en los hurtos”. De esta manera, Batlle ha apuntado que ya se ha reunido con el fiscal superior de Catalunya y ha pedido un refuerzo acusatorio de la Fiscalía en estos delitos.

El número tres de Collboni ha pedido el principio acusatorio, que representa luchar contra el relajamiento y la impunidad. En este sentido, Batlle ha pedido al fiscal general cuatro ejes de intervención: atención especial a Ciutat Vella, a la multirreincidencia, a los delitos más graves, robos y hurtos, y a la Fiscalía de menores.

MÁS ACCIÓN DE PERSECUCIÓN

El teniente de alcalde señala que “ha de haber más acción de persecución del delito y mejorar los elementos de coordinación”. Además, Batlle ha pedido a los jueces que tomen conciencia de la problemática que tenemos y asegura que el combate del delito necesita medidas sociales y de acompañamiento.

RELACIÓN ENTRE MOSSOS Y URBANA

Batlle ha afirmado que “he confirmado a toda la cúpula de la Guardia Urbana” y que todos lo cambios que se realicen se harán con “tranquilidad y respeto a las personas y a su profesionalidad”. Además, ha añadido que la relación entre ambos cuerpos “será inmejorable porqué yo he estado en los dos lados”.

En relación a la problemática de los manteros, Batlle ha señalado que “el top manta no puede ser nunca un modo de vida”. De esta manera, el teniente de alcalde ha afirmado que “no podemos pretender que alguien se pueda jubilar siendo mantero, además de ser una barbaridad y también una falta de respeto hacia estas personas”.