Discrepancias en el Ayuntamiento de Barcelona. Rosa Alarcón, regidora de Movilidad del consistorio barcelonés, se ha posicionado en contra del urbanismo táctico de la alcaldesa. La concejal ha entrado en debate sobre las políticas de Barcelona en Comú. 

En una entrevista concedida al programa Bàsics de Betevé, Alarcón ha asegurado que algunas medidas aprobadas eran "absolutamente necesarias", aunque ha cuestionado la elección de colores en el asfalto de la ciudad: "Barcelona ha de volver a los colores clásicos", ha sentenciado. 

PIDE CONSENSO ENTRE LOS SOCIOS DE GOBIERNO

Para avalar su posicionamiento, Alarcón ha puesto como ejemplo los carriles bici, que siempre habían sido rojos, pero que en los últimos meses han pasado a ser amarillos: "Hace falta recuperar los colores a los cuales estamos acostumbrados. Y si los cambiamos, los tenemos que consensuar". 

Actualmente, el equipo de gobierno municipal estudia cuáles de las medidas de urbanismo táctico aplicadas durante la pandemia se han de quedar de manera definitiva. El hecho de que algunas de ellas hayan generado insatisfacción entre la ciudadanía ha hecho que muchas se replanteen. 

DISPARIDAD DE OPINIONES

Rosa Alarcón se ha posicionado en el bando del primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni, ante la disparidad de opiniones con la regidora de Urbanismo, Janet Sanz. El líder socialista admitió diferencias con Barcelona en Comú por las medidas de movilidad sobre la idoneidad de instalar un peaje urbano de entrada en Barcelona. Collboni también se mantuvo partidario de mantener las ampliaciones de terrazas, que restan espacio al vehículo privado, mientras que el equipo de Colau, no. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.