“La pérdida de pasajeros en el transporte público variará mucho dependiendo de las medidas que planteen los gobiernos de España y Cataluña y también de cómo responde la ciudadanía en materia de movilidad en las fases de desconfinamiento. Trabajamos en distintos escenarios”. Así lo ha explicado la concejal de Movilidad, Rosa Alarcón, al hacer referencia al cálculo de las pérdidas económicas que la crisis sanitaria del Covid-19 genere a TMB.

Aunque, tal y como informó este martes Metrópoli Abierta, la compañía pública de transporte municipal ha confirmado un agujero económico de 60,8 millones de euros durante los dos últimos meses por culpa del estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

VUELVEN LAS SANCIONES A LAS MOTOS

Por otro lado, las sanciones a las motos mal aparcadas en las aceras se retomarán cuando la ciudad entre en la Fase 1 del desconfinamiento. “Las motos no pueden aparcar en los espacios reservados para las peatones. Es una medida que ha venido para quedarse”, ha indicado Rosa Alarcón. Concretamente, el importe del castigo será de 100 euros.

La idea del Ayuntamiento es "liberar las motos de las aceras de la ciudad". Por ello, proponen recuperar hasta 43.000 metros cuadrados de aceras y que las motos sean aparcadas en parkings de subsuelo públicos y privados, dando ofertas especiales. Según el Ejecutivo local, eso será posible cuando se llegue a acuerdos con las empresas de aparcamiento. “La idea es dar prioridad al peatón”, ha afirmado Alarcón.

CONSOLIDAR EL MODELO DE MOVILIDAD 

Preguntada por la sensación de inseguridad que tienen algunos usuarios recurrentes del transporte público por el miedo a contagiarse en las instalaciones de TMB, Alarcón ha recalcado que el gobierno municipal trabaja para adaptar el bus y el metro de Barcelona a la nueva realidad "para hacerlo lo más seguro posible". En este sentido, ha recordado que, desde hace unos días, en algunas estaciones de Metro se han puesto a la venda mascarillas de protección y gel desinfectante contra el Covid-19.   

Se trata de una de las medidas dirigidas a consolidar el modelo de movilidad de la ciudad que propone el actual gobierno municipal. Según ellos, buscan hacerla "más justa, más solidaria y más democrática". Además, su objetivo es "poner el urbanismo al servicio de la vida", ha asegurado la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz

MÁS CORTES DE TRÁFICO

El Ayuntamiento de Barcelona también ha anunciado que ha cortado este miércoles al tráfico los laterales de la Gran Via y la avenida Diagonal con el objetivo de que los peatones puedan mantener las distancias de seguridad durante los paseos y la práctica deportiva.

En la Gran Via se impedirá la circulación de vehículos en el lado mar desde la plaza Espanya hasta la plaza Tetuan, según ha informado el consistorio mientras que en la avenida Diagonal se cortará el lateral mar desde Francesc Macià y hasta el paseo de Gràcia y el lateral montaña desde paseo de Gràcia hasta Marina.

OTRAS MEDIDAS

Por el momento, además, el Ejecutivo local también ha llevado a cabo ocho actuaciones de mejora en los carriles bus y esta semana se harán otras cuatro más.

La última medida se trata del inicio de una campaña para la movilidad a pie y la bicicleta como sustituto del vehículo privado “porque son formas menos contaminantes de transporte”, según ha asegurado Alarcón.

"Es más importante que nunca que los conductores de vehículo privado tengan claras las nuevas normas para respetar a los peatones y a los ciclistas", ha subrayado Sanz. El fin de todas estas propuestas anunciadas este miércoles es "consolidar el transporte público como el transporte de la mayoría", según la mano derecha de Ada Colau.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.