Ester Capella, Eva Baró y Elisenda Alamany durante unas fiestas de la Mercè, de izquierda a derecha
Ester Capella, Eva Baró y Elisenda Alamany durante unas fiestas de la Mercè, de izquierda a derecha

Alamany prosigue su acoso y derribo contra la coalición BComú-PSC

La concejal de ERC pide a Colau que no se deje "acomplejar" por los socialistas cuando llegue la sentencia del 1-O

Guardar
Periodista
Actualizado: 22/09/2019 20:17 h.

Elisenda Alamany tiene un propósito: dividir al gobierno municipal con la sentencia del juicio del 1-O. La número dos de ERC en Barcelona cuenta los días para que llegue el final de la causa del procés y poderla utilizar contra el Ejecutivo local, formado por el gobierno de coalición entre Barcelona en Comú y PSC. 

Este domingo, Alamany ha vuelto a presionar a Ada Colau para que se posicione a favor de los líderes soberanistas encarcelados y no se deje "acomplejar por el partido socialista". Curiosamente, su petición llega incluso antes de que se haya emitido la sentencia.

PIDE UNA RESPUESTA INSTITUCIONAL

Para reforzar este posicionamiento, la concejal de ERC se apoya en una propuesta de su partido aprobada por la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento según la cual el gobierno municipal emprendería una respuesta institucional si la sentencia de los dirigentes independentistas fuera condenatoria.

Ahora, Alamany teme que Colau juegue a la ambigüedad cuando llegue el auto judicial, después de que la líder de BComú asegurara el sábado que apostaría por la neutralidad institucional ante la resolución del Tribunal Supremo. "Solo pedimos que cumpla el mandato aprobado por el Ayuntamiento", ha dicho la representante de los republicanos, que el pasado lunes ya lanzó una advertencia similar contra la alcaldesa asegurando que no podía "mirar a otro lado" cuando llegue la sentencia. 

Según ella, no se entendería que "una institución no se pusiera delante de unas reivindicaciones mayoritarias que existen en la sociedad durante mucho tiempo", y ha pedido al Ayuntamiento que acompañe las movilizaciones de la sociedad y conecte con sus demandas mayoritarias.

DIVIDIR A COMUNES Y PSC

De paso, Alamany ha aprovechado para cargar duramente contra el PSC y buscar una forma de enemistar a los dos socios de gobierno del consistorio a través de la sentencia del 1-O. La excompañera de filas de Ada Colau es consciente que el soberanismo y, en especial, la causa del procés, es una de las grietas del pacto de gobierno entre socialistas y comunes. Por ello, insiste en allanar el camino para que se cree una división entre ambos partidos una vez se conozca la resolución del Tribunal Supremo. 

Alamany ha pedido a Colau que "no se deje condicionar ni por las palabras de Sánchez, ni por las palabras de Iceta". Con este último se ha mostrado especialmente severa: "Sorprende que Iceta lidere el discurso de la confrontación incluso más que el PSOE, y eso es una de las cosas que no entendemos". 

Además, ha lamentado que el PSC se haya alejado "de las posiciones de Pascual Maragall o Pallach, y que se parezca más al partido socialista de Borrell", y ha asegurado que actualmente los socialistas no favorecen la conciliación por la que está la mayoría de la sociedad catalana. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.