Ada Colau ha reprochado este viernes al exconseller de Interior Miquel Buch su gestión sobre las protestas de la avenida Meridiana, que se producen desde hace 14 meses y que la cortan al tráfico: "Ha faltado voluntad por parte de la conselleria de Interior y espero que esto cambie en breve", ha afirmado.

Lo ha dicho durante el pleno municipal, en respuesta a una pregunta del PP sobre esta cuestión, y en la que ha defendido que se debe mantener el derecho a la manifestación, pero que éste debe conciliarse con otros derechos. "Una cosa es una manifestación puntual y la otra es que se repita cada día y que colisione con los derechos de otros vecinos y vecinas", ha expuesto la alcaldesa de Barcelona.

La primera edil ha afirmado que Buch no tenía "ninguna voluntad de asumir su responsabilidad de gestión", pese a que desde el Ayuntamiento le ofrecieron buscar formas de mediación para conciliar el derecho a la protesta, pero que no impidiera a otros vecinos a moverse, ha dicho.

DIÁLOGO CON MIQUEL SÀMPER

Por eso ha confiado en que se pueda buscar una salida razonable con el actual conseller de Interior, Miquel Sàmper: "Se debe mantener el derecho a la manifestación, pero no si esto quiere decir que se menosprecian los derechos de otros ciudadanos durante meses y meses".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.