Ada Colau rompe su silencio. Después de varios días de críticas al Ayuntamiento por la muerte de Martí Estela, el joven motorista que perdió la vida tras ser arrollado por un vehículo e impactar contra un bloque de hormigón de la calle Balmes, la alcaldesa de Barcelona se ha pronunciado sobre el siniestro en sus redes sociales. Y lo ha hecho para defender, una vez más, la instalación de elementos “de protección” en la vía, insinuar que la causa del choque fue el exceso de velocidad y atacar a Metrópoli Abierta, que escribió sobre el suceso durante la jornada del viernes.

En su escrito, Colau echa balones fuera y no asume responsabilidad alguna. Ante las críticas del colectivo motero y de cientos de ciudadanos que piden una revisión de los bloques de hormigón en la calzada, la primer edil hace caso omiso y defiende a ultranza su política de movilidad. Es más, la líder de los comunes traslada la culpa a los conductores, que según ella deberían prohibirse para evitar los accidentes, sino fuera esa medida "demasiado radical". 

0 AUTOCRÍTICA

Así pues, no se vislumbra ningún atisbo de autocrítica en el mensaje que ha publicado este domingo en su página de Facebook. De hecho, la alcaldesa ha aprovechado para cargar contra este medio por publicar los hechos tal y como ocurrieron, sin ocultar parte del suceso como hizo su gobierno. Y es que el día del fatídico accidente, su equipo difundió una nota de prensa donde informaba de la muerte del joven tras colisionar su moto contra un coche. En la información difundida por el Ayuntamiento no se menciona que después chocó contra un bloque de hormigón, conocido técnicamente como New Jersey. 

Fue al día siguiente cuando Metrópoli Abierta explicó todos los hechos, tras ser advertido por diversos testigos que el accidente no fue un simple choque entre un coche y una moto. Tras personarse en el lugar de los hechos y hacer las comprobaciones oportunas, este medio explicó de forma detallada lo sucedido, sin entrar a valorar si la causa de la muerte fue el primer impacto contra el vehículo o el posterior golpe contra el bloque de hormigón --hecho que hasta el momento se desconoce--. 

COLAU CARGA CONTRA METRÓPOLI

La información ha despertado la ira de muchos ciudadanos por la política de movilidad del Ayuntamiento. Según Colau, "de golpe" ha recibido "cientos de mensajes con un titular tendencioso" que insinuaba que la culpa era suya. "Me entristece mucho que una situación tan dramática como esta se utilice en las redes sociales de forma partidista, señalando al Ayuntamiento o a mí misma como culpables. No me puedo creer hasta dónde hemos llegado. Como sociedad tenemos que reflexionar". La sociedad tiene que reflexionar, pero ella no.

A continuación, la alcaldesa explica que los "principales factores asociados a la gravedad de los accidentes que se repiten año tras año tienen dos cosas en común: que implican a moto y coches y el exceso de velocidad." Según ella, el "hecho que haya elementos de protección de peatones en la calle no demuestra que los elementos sean peligrosos, sino al contrario: que los vehículos de motor son los que tienen que ver con los accidentes mortales, y por tanto tenemos que 1) reducir la velocidad en la ciudad y 2) proteger el espacio de los viandantes".

Si alguien creyera que tras todas las críticas la líder de los comunes iba a revisar su política de movilidad, se equivoca. En su texto, Colau deja claro que sus cambios introducidos en Barcelona son inamovibles. Y quien se oponga, es un demagogo y mentiroso: "Entre todos y todas tenemos que mejorar la convivencia en la ciudad, pero tenemos que poner freno a la demagogia y la mentira: la responsabilidad de los accidentes de tráfico no son del mobiliario urbano, sino del tráfico, especialmente del exceso de velocidad. Seguimos impulsando cambios en la movilidad y seguimos trabajando para conseguir ser una ciudad con víctimas 0, este es el objetivo compartido”.

CRÍTICAS A LA ALCALDESA

Tras el mensaje de Colau en las redes sociales, se han repetido los mensajes de indignación sobre los que ella misma se refiere en el texto. Desde los que le piden que “reaccione” y “asuma que hace las cosas mal” hasta los que la acusan de señalar al fallecido con sus aseveraciones y “promover un sinsentido”.

Valoraciones que llegan también desde distintos grupos políticos del Ayuntamiento. De Ciutadans a Junts per Catalunya, pasando por el PP, la oposición a Colau en el consistorio ha reclamado estos días que se revise la política municipal de movilidad.

REACCIÓN DE LOS MOTORISTAS

Por su parte, la Unión Internacional Defensa Motociclistas anunció el sábado que interpondrá una denuncia contra el Ayuntamiento por la colocación de elementos como los bloques de hormigón en la vía. La entidad asegura que “pueden matar a un motorista o a un ciclista a baja velocidad”

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.