ARCHIVADO EN:

El modelo de transporte eléctrico compartido está suponiendo una auténtica revolución en términos de movilidad para las grandes ciudades. En Barcelona, tanto el patinete como la bici eléctrica ya se erigen como vehículos estrella que están impulsando un cambio de mentalidad hacia un transporte sostenible

COMPROMISO DE LAS EMPRESAS ENERGÉTICAS

Esta nueva cultura energética requiere de un fuerte compromiso por un desarrollo sostenible con el objetivo de reducir las emisiones de C02. El objetivo de la ciudad de Barcelona es reducir para 2030 sus niveles de emisiones en un 40%.

Para lograrlo es imprescindible el compromiso de las empresas energéticas que como Endesa, promueven la electricidad como pilar fundamental para conciliar unos requerimientos medioambientales y de eficiencia cada vez más exigentes con la cobertura de las necesidades de los ciudadanos.

NUEVA INICIATIVA DE 'BICISHARING'

Una de las iniciativas de la compañía es el lanzamiento de un pool de bicicletas y patinetes eléctricos para realizar desplazamientos cortos por la ciudad. Todas ellas son plegables y se usan mediante la App Lattis, que permite al usuario visualizar los vehículos disponibles en un radio de 100 metros.

El servicio ofrece una póliza de seguro con cobertura de responsabilidad civil y asistencia al usuario en caso de accidente o avería en carretera o robo. Además viene con cargador de batería y es obligatorio el uso del casco de seguridad.

OPCIÓN A COMPRA

Endesa ha querido ir un paso más allá y ofrecer al usuario la posibilidad de adquirir la bicicleta o el patinete eléctrico después de la experiencia con el servicio de alquiler. Para ello ofrece su gama de vehículos con descuentos a través de Twenergy y Mobeo.