El Ayuntamiento de Barcelona ha comunicado este sábado que ha convocado 600 nuevas plazas públicas y que 260 de ellas irán destinadas a la Guardia Urbana y así poder ampliar el cuerpo policial de la ciudad. En este sentido, el gobierno municipal ha añadido que la finalidad es convocar 1.000 plazas hasta el final del mandato, en 2022, con el objetivo de tener presencia en todos los barrios de la ciudad. 

Albert Batlle, teniente de alcalde de seguridad en el consistorio, ha declarado que es "clave" que la Guardia Urbana pueda hacer una buena labor de prevención ante los problemas de seguridad y convivencia entre los ciudadanos y ha añadido que "estos están muy preocupados tras el repunte de delincuencia en la cuidad".

PETICIÓN DE MÁS AGENTES

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reiterado a la Generalitat la petición de contar con más efectivos de los Mossos d'Esquadra en la capital catalana y ha sentenciado que "A finales de verano Barcelona sumó 300 agentes policiales pero ahora necesitamos más, no son suficientes".

PRESENCIA FEMENINA

Desde el Ayuntamiento de la ciudad han explicado que las mujeres no representan ni el 25% del total de la plantilla. En total son 2.771, lo que representa el 12,23% de las profesionales en primera actividad y un 21,15% de las agentes en segunda actividad, que se traduce en 104 efectivos. 

En esta línea, el consistorio arrancará en enero una campaña de comunicación para animar a la mujeres a incorporarse al cuerpo policial local y así sea "más paritario", ya que han sentenciado que actualmente "está muy masculinizado". 

EDUCACIÓN

Finalmente, el resto de plazas públicas que se han convocado, un total de 340, irán destinadas a reforzar otros servicios y a "estabilizar la plantilla". De esta manera, se han convocado 70 plazas en el campo de la administración, 67 en educación –54 de ellas en guarderías y el resto en profesores de educación secundaria–, 13 más para educación infantil y primaria, ocho de profesores superiores de orquesta, cuatro más para educadores de artes plásticas, dos más para la formación profesional y una última plaza para profesor de música. 

Con la oferta de ocupación pública aprobada esta semana, el Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado, desde el año 2015, un total de 3.994 plazas, de las cuales 600 son para el año 2020.

AUMENTO DE EFECTIVOS

El consistorio considera "fundamental" el aumento de efectivos de la policía local para realizar más tareas de prevención y trabajar en nuevos ámbitos, así como lograr que la Guardia Urbana esté más presente en los 73 barrios de la ciudad y sea más cercana para los vecinos, consolidando los Equipos de Policía de Barrio.

Más de 50 plazas se destinarán a personas con discapacidad intelectual, mientras que al servicio de bomberos se destinarán 20 plazas.