Un autobús tiró un semáforo este jueves al golpearlo con el espejo retrovisor. Los restos del semáforo permanecen en la acera un día después sin que nadie los haya retirado ni se haya restituido el aparato.

Los hechos ocurrieron este jueves a la altura del número 88 de la calle Mare de Déu del Coll, en el barrio de Vallcarca.