El Gòtic es uno de los barrios más frecuentados por el turismo de Barcelona. A pesar de la belleza de su arquitectura, y sus encantadoras calles, la basura contamina la imagen que reciben los visitantes de la ciudad. 

El vecindario del distrito de Ciutat Vella, harto de reclamar medidas contundentes al Ayuntamiento, busca vías alternativas en las que exponer sus reclamos. El pasado 5 de enero un usuario de Twitter publicó en la red social dos impresionantes imágenes en las que se podía apreciar la suciedad en las calles del barrio.

LA IMAGEN MÁS SUCIA DE BARCELONA

"Comenzamos a trabajar, por favor? Esto es una porquería, toda la calle sucia llena de mierda", argumentaba el tuitero mientras etiquetaba al consistorio de la capital catalana y a su mismísima alcaldesa en el tuit para que se dieran por aludidos, y a Metrópoli Abierta para denunciar la situación. 

Esta misma semana, la Diputación de Barcelona publicó un estudio en el que revelaba que el 90% de los habitantes de la provincia consideran el turismo como la pieza clave de la economía barcelonesa. Es por eso que extraña que la administración local siga permitiendo este tipo de situaciones en uno de los destinos del mundo preferido por los turistas.