Mientras bares y restaurantes siguen cerrados en Barcelona, así como otros tantos tipos de negocios, las reuniones de grupo siguen produciéndose en la ciudad. Los jóvenes (y no tan jóvenes) encuentran todo tipo de espacios donde reunirse y socializar. Si no se puede en la terraza de un bar, se busca otro sitio sin problema. 

En una ciudad costera como Barcelona, la playa supone un buen lugar para saltarse las restricciones de la Generalitat. La policía no da abasto para perseguir todas las concentraciones de grupos, que se suceden a lo largo de todo el día. 

En la siguiente imagen se aprecia como varios grupos de más de 10 personas se reúnen en las playas de Barcelona en círculo. 

Pese a que en la imagen no se aprecia, por la tarde son muchos los que aprovechan para tomarse unas cervezas en la arena. ¿Para eso cerramos los bares?

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.