ARCHIVADO EN:

Los VTC, vehículos de alquiler con conductor, han logrado crecer en mayo en Barcelona. Tras la caída que sufrieron el pasado mes de febrero, han conseguido cifrar 33 vehículos más que en abril, aunque acumulando un descenso anual del 13,8%, según los datos del ministerio.

CRECEN PESE A LAS NUEVAS NORMATIVAS

El 1 de febrero entró en vigor la norma que obliga a contratar a los VTC con quince minutos de antelación. Tras esta medida Uber y Cabify, dos de las empresas que lideraban en Barcelona dejaron de operar en la ciudad. 

 

Los vehículos con los que trabajan plataformas como Uber y Cabify registran este avance a pesar de las nuevas normas y restricciones aprobadas por varias comunidades y de que ya están obligados a informar de todos sus servicios a un registro público. Solo en el pasado mes de mayo, el número de licencias para coches de VTC creció en 650, con lo que desde comienzos de año el sector ha sumado 1.702 nuevas autorizaciones hasta las referidas 14.827.

1 VTC POR CUATRO TAXIS

Este dato supone que existe uno de estos coches por cada cuatro taxis, frente al promedio de uno por treinta que fija la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres (LOTT) para dar autorizaciones a estos dos sectores. No obstante, el crecimiento no responde a autorizaciones concedidas por las administraciones, sino a las resoluciones judiciales que se fallan fruto del vacío legal que el sector registró entre los años 2009 y 2015.