ARCHIVADO EN:

El pasado 6 de febrero, la música rap impregnó las calles de La Mina (Sant Adrià de Besòs). Liderados por el rapero Nel·lo C, una veintena de chavales gritaron al barrio las rimas que cosecharon durante meses de trabajo. Fills de la Mina es un "canto de esperanza", explica el artista, contra la poderosa fuerza del estigma. Un proyecto de la Plataforma per la Llengua que en unas semanas verá la luz en forma de videoclip. 

"Es un intercambio. Más que enseñarles, ellos nos enseñan a nosotros a romper estigmas", suelta el rapero catalán que el pasado septiembre se metió en el bolsillo a un grupo de chicos de entre 10 y 14 años para afrontar un proyecto: componer una canción sobre el barrio y su gente. 

TEJIDO ASOCIATIVO

Los ingredientes, la letra y las vivencias necesarias para elaborarla los han aportado en exclusiva los protagonistas del vídeo: los niños de La Mina gracias al fuerte tejido asociativo del barrio. El Casal de Infants, el Institut Escola, la Plataforma d'Educació Social La Mina - Salesians Sant Jordi PES La Mina y el Espai Jove han participado en un videoclip que persigue normalizar el catalán en un barrio donde la lengua de Pompeu Fabra se limita las aulas de la escuela. 

DSC 0031
Tres chicos cantan ante la cámara mientras Rafalito Salazar toca su guitarra / CONSORCI DE LA MINA

"Queremos cambiar la idea de que el catalán solo es esa asignatura aburrida que estudian en el colegio", explica Neus Mestres, directora de Plataforma per la Llengua. Esta entidad, impulsora de la lengua catalana como "herramienta de cohesión social", se hace llamar la "ONG del catalán" y ha realizado varios videoclips en zonas del área metropolitana de Barcelona.

RODAJE DE 12 HORAS

Durante 12 horas, Nel·lo C y su elenco artístico por un día recorrieron los rincones de La Mina. También lo hizo Rafalito Salazar y su guitarra española. La escena en el barrio causó el alboroto esperable en esta zona deprimida del Besòs, a menudo solamente mencionada en los titulares informativos sobre redadas policiales contra el tráfico de drogas y los enfrentamientos entre los clanes.

DSC 0119
El equipo de 'Fills de la Mina' charla durante una pausa del rodaje / CONSORCI DE LA MINA

A Nel·lo C se le quedó gravada la bienvenida que le dieron un grupo de madres. "Llegaron gritando '¡Visca la Mina!'", cuenta sorprendido. "Se supone que en este barrio hay conflicto lingüístico, pero nadie nunca nos dijo que les hablásemos en castellano", señala.

10.000 EUROS RECAUDADOS

Una campaña de donaciones logró recaudar 10.000 euros para financiar el proyecto, en el que ha tenido un papel destacado el Consorci de la Mina, un organismo formado por el Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs, de Barcelona, la Generalitat y la Diputación de Barcelona, que persigue mejorar las condiciones de vida de los habitantes de este barrio.

RAP MINA
Escena del videoclip de 'Fills de la Mina' / CONSORCI DE LA MINA

 

El binomio formado por Plataforma per la Llengua y Nel·lo C ha producido diversos videoclips en barrios de Sabadell y Santa Coloma de Gramenet, entre otros. "Aprendo en todos los lugares. El día que me corten el grifo me corto las venas", bromea el cantante, siempre vinculado a proyectos sociales en barrios y con colectivos desfavorecidos. 

En La Mina, el videoclip ha servido para que los chavales también puedan destruir tópicos acerca de la lengua catalana. "Para ellos, el catalán no se habla en la calle. Asocian la lengua con el profesor, el policía o el farmacéutico. Creen que solo se usa de manera formal, que la gente no se insulta en catalán", explica.

LA ETIQUETA DE LA MINA

Durante la preparación del videoclip, el rapero ha descubierto como los chicos de este barrio de Sant Adrià de Besòs crecen más rápido que lo habitual debido al complejo contexto social en el que viven. "Pensaba que estudiaban ESO y muchos estaban en la Primaria", recuerda. La violencia, la inseguridad y la convivencia también están presentes en la canción que retrata a un barrio cuya etiqueta pesa mucho cuando los chicos salen al exterior. "Cuando juegan a futbol en otro lugar, notan que a la gente de fuera no les gusta que sean de La Mina", comenta el cantautor de 29 años.

DSC 0103
El equipo de rodaje delante de los caractarísticos bloques blancos del barrio / CONSORCI DE LA MINA

Fills de la Mina habla de la esperanza y del antiracismo. Potenciar el sentimiento de pertenencia al barrio no ha sido necesario, pues todos ellos se enorgullecen de ser de La Mina. Durante el proceso, los niños han disfrutado y han trabado lazos de amistad con Nel·lo C y Salazar. Contentos porque alguien de fuera del barrio se haya acercado para "intentar entenderlos" y de darles un altavoz con el que dirigirse al mundo.