La mañana de Reyes el municipio de Esplugues amanecía con la peor de todas las noticias: un hombre de 27 años asesinaba a su mujer, de 28 años, y también a su hija, de 3 años. El doble homicidio ocurrió en el interior de su domicilio familiar y el autor del crimen fue detenido por los Mossos d’Esquadra.

El 18 de enero, menos de dos semanas después del primer parricidio machista, un agente de 40 años mató a su expareja, una vecina de Terrassa de 29 años. La joven había empezado unas prácticas como auxiliar de enfermería y regresaba a su casa cuando fue asaltada por el homicida. El hombre, que después se suicidó, utilizó para el crimen su arma reglamentaria.

El día 28 de este mismo mes los Mossos d’Esquadra arrestaron a un hombre de 45 años tras asesinar a su pareja en Sant Joan Despí. El agresor fue detenido en el Aeropuerto de Barcelona cuando, presuntamente, quería huir de España. Así, en lo que va de año, se han producido cuatro asesinatos machistas en municipios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). 

Manifestación del 8 de marzo por el día de la mujer / EFE
Manifestación del 8 de marzo por el Día de la mujer / EFE

VÍCTIMAS MORTALES

Desde 2003, momento en el que se empieza a contar las víctimas mortales de violencia de género, han perdido la vida 103 mujeres y 36 menores han quedado huérfanos en la provincia de Barcelona, según el Portal de Estadística Delegación del Gobierno para la Violencia Machista. Las asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en Barcelona han ido al alza desde 2017 y los años más críticos, según los datos aportados por la Delegación del Gobierno, fueron en 2012 y en 2014 cuando se contabilizaron 13 crímenes de este tipo.

Por Comunidades Autónomas, Cataluña es la segunda con más asesinatos machistas después de Andalucía. Por provincias, desde hace 16 años –cuando el Gobierno empezó a anotar los asesinatos en España– un total de 23 mujeres han sido víctimas de violencia de género en Girona y como consecuencia, seis menores han quedado huérfanos. En Lleida las víctimas ascienden a 10 y cuatro niños han acabado desamparados y en Tarragona las mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas llegan a 28, con un total de tres menores sin progenitores. 

Fuente: Portal de Estadística Delegación del Gobierno para la Violencia de Género
Fuente: Portal de Estadística Delegación del Gobierno para la Violencia de Género

LA VIOLENCIA MACHISTA, EN CIFRAS

Según datos del Ayuntamiento de Barcelona, un 37% de las mujeres residentes en la capital catalana ha sufrido alguna clase de violencia machista por parte de su expareja o pareja desde los 15 años. Un 54,7% de las barcelonesas ha padecido alguna agresión machista –sin contar comentarios, gestos sexuales y exhibicionismo– desde los 15 años.

Un 15,9% de las chicas residentes en la ciudad sufrió violencia de género durante la infancia, es decir, hasta los 15 años de edad y el 31% de las mujeres de Barcelona ha vivido hechos de violencia muy graves a lo largo de su vida.

Como se puede observar en el gráfico aportado por el consistorio de la ciudad, desde 2012 hasta 2018 un total de 29 mujeres han sido asesinadas por violencia de género en la capital catalana. Una cifra que asciende hasta una cincuentena cuando también se contabilizan las víctimas del AMB.

Total de mujeres asesinadas en la ciudad desde 2012 / Ayuntamiento de Barcelona
Total de mujeres asesinadas en la ciudad desde 2012 / Ayuntamiento de Barcelona

SERVICIO DE AYUDA A LOS MALTRATADORES

Hasta finales del año pasado el Servicio de Atención a Hombres (SAH) del Ayuntamiento de Barcelona atendió a 330 hombres que pidieron ayuda de forma voluntaria y gratuita por haber ejercido o ejercer la violencia machista. Este servicio municipal tiene como objetivo cambiar conductas o creencias de los hombres, sobre todo contra sus parejas.

”El hombre no nace violento, hay una construcción social de la masculinidad y la violencia", explica la teniente de alcalde de Feminismos y LGTBI de Barcelona, Laura Pérez, quien también asegura que el SAH actúa en dos ámbitos: preventivo y de atención, éste segundo para hombres que han ejercido o ejercen esta violencia.

Una mujer levanta un cartel de 'Ni una menos' durante una concentración / EFE
Una mujer levanta un cartel de 'Ni una menos' durante una concentración / EFE

INCREMENTO DE ATENCIONES

Las personas atendidas por este programa en 2017 alcanzó los 190 hombres, una cifra que creció en 2018 hasta los 362 y que este 2019 ha superado los 330 usuarios: "No solo es necesario el empoderamiento femenino, los hombres deben ser aliados firmes en la lucha contra las conductas machistas", afirma Pérez.

La directora del SAH, Mariona Auradell, subraya que no hay un único perfil de hombre que ejerce la violencia, y detalla que atienden a personas de todas las clases, orígenes y niveles educativos, a los que ayudan en su comportamiento en distintos ámbitos –pareja, familia y trabajo– y en violencia física, sexual, psicológica y económica.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.