El servicio de vigilantes que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha puesto en marcha en los buses de la empresa tendrá como principal encargo el control de los carteristas, una noticia que fue avanzada en exclusiva por Metrópoli Abierta Sin embargo, no será el único. Según fuentes de la compañía, el personal de seguridad controlará también que los viajeros cumplan con las medidas anticovid y que no se produzcan actos de vandalismo.

La vigilancia en los buses de TMB se puso en marcha este lunes, dos días después de que este medio informara del incremento de hurtos en estos vehículos después de que los ladrones hayan buscado otros emplazamientos tras el descenso de turistas y de pasaje por la crisis sanitaria en el metro. Metrópoli Abierta desveló cuáles son las líneas con más carteristas. La 47 es la más afectada. 

ADJUDICACIÓN A SECURITAS POR DOS AÑOS

TMB asegura que la vigilancia en los buses será permanente. La contratación ha sido adjudicada a la empresa Securitas por dos años. Hasta ahora no había vigilancia en los buses, salvo en algún dispositivo concreto. El servicio de prensa de TMB no ha explicado cuántos vigilantes trabajarán en el bus y se ha limitado a decir que el personal irá cambiando de línea y de franjas horarias según las incidencias que se detecten, para una mejor prevención de los delitos y las gamberradas.

La empresa de transporte ha confirmado en una nota de prensa otra noticia publicada por este medio. TMB está haciendo una prueba piloto con videocámaras en 24 buses que operan en la zona del Llobregat, donde se han producido agresiones a conductores y actos vandálicos. En cada vehículo se han puesto entre tres y cuatro cámaras. En un futuro, el número de buses con cámaras aumentará para reforzar la seguridad, principalmente en las líneas con más incidencias.

QUEJAS Y DENUNCIAS

Según el sindicato ADN, el más representativo en seguridad privada en Cataluña, TMB ha recibido unas 1.200 quejas y/o denuncias por incidentes con carteristas en buses. En cambio, fuentes policiales consultadas por este medio apuntan que las denuncias recibidas son algo más de 500. Ahora, las principales víctimas de los ladrones son ancianos que van a centros hospitalarios y madres con niños pequeños.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.