La Ronda Litoral es, cada vez más, el escenario preferido para los patinetes y riders más imprudentes de la ciudad. Esta vez, un conductor de reparto de comida circula por la vía y, además, lo hace sin casco. 

Tal y como se puede observar en las siguientes imágenes difundidas por el canal de Telegram BCNLegends, el conductor circula sin ningun tipo de protección ni iluminación. Además, el ciclista agrava la infracción porque circula por el carril izquierdo.

INFRACCIÓN DEL TAXISTA 

En esta ocasión, el rider no es el único que infringe las normas de la DGT. El conductor del turismo, que se puede ver que es un taxi, también comete una imprudencia al circular mientras graba a la bicicleta.

Conducir con el teléfono móvil se considera una infracción grave. La sanción económica es de 200 euros y se retiran seis puntos del carné.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.