Un vídeo muestra como los Mossos d'Esquadra están empleando acciones totalmente desproporcionadas e innecesarias en el desahucio del Bloc Llavors en el barrio del Poble-sec

En una grabación difundida en las redes sociales se ve como un agente proporciona fuertes golpes con la mano y después con la porra contra, al menos, un activista que se encuentra protestando en las escaleras del edificio.

En el vídeo, colgado por el Sindicat del Barri del Poble-sec, se ve al agente que golpea a la persona varias veces, mientras otros policías intentan vaciar la escalera, llena de gente. Irónicamente, el Sindicat del Barri del Poble-sec felicita al conseller Miquel Buch por la profesionalidad de los agentes y le pregunta por la proporcionalidad del uso de la fuerza empleado.

DESDE LAS 08-00 HORAS

El desahucio se está ejecutando desde las 08.00 horas, momento en el que ha llegado la comitiva judicial. En el dispositivo policial participa alrededor de un centenar de agentes. Desde primera hora de la mañana han tomado las inmediaciones de la calle de Lleida y han cortado la circulación en esta vía.

En el interior de la finca hay unas 50 personas -que han dormido allí- protestando por el intento de desahucio. Cuando los Mossos han intentado acceder al interior del edificio se han producido momentos de tensión y empujones en las escaleras del Bloc Llavors. A pesar de la resistencia, estas personas están siendo desalojadas por los Mossos. Algunas de ellas han sido identificadas y denunciadas. 

DESAHUCIO CON FECHA ABIERTA

Hace una semana, la jueza que lleva el caso desestimó el recurso de las personas que viven en la finca y ordenó el desahucio con fecha abierta. En el bloque viven seis familias, algunas de ellas con menores a cargo. Hasta el momento han podido parar hasta cinco intentos de desahucio. El último tuvo lugar el pasado enero. Entonces, la juez paralizó el desalojo hasta que se garantizara un alojamiento a estas personas. El bloque fue ocupado en julio de 2017.

Tanto en el Ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat de Catalunya han advertido a la propiedad del edificio, el fondo Vauras Investment, de la obligación de garantizar un alojamiento a las familias antes de llevar a cabo el desalojo. Así lo establece el decreto de la Ley de Vivienda de la Generalitat.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.