Uno de los bloques okupados de la calle del Bruc de Badalona, en Bufalà / GOOGLE MAPS
Uno de los bloques okupados de la calle del Bruc de Badalona, en Bufalà / GOOGLE MAPS

V√ćDEO | Mosquitos, aguas fecales y enganches a la luz en una calle de Badalona

Dos edificios, uno enfrente del otro, est√°n okupados y provocan problemas de salubridad y seguridad

Guardar
Angela V√°zquez
Redactora de Metrópoli Abierta

A lado y lado de la calle del Bruc, en el barrio de Bufalà de Badalona, el vecindario se enfrenta a dos casos de okupación. Uno provoca insalubridad y suciedad, el otro problemas en la convivencia. Lo explica a Metrópoli una de las vecinas afectadas.

En el n√ļmero 31, el panorama es desalentador: el bloque est√° a medias. "No se acab√≥ la construcci√≥n porque el constructor se declar√≥ en quiebra. La Caixa embarg√≥ el edificio sobre el a√Īo 2011", explica la mujer, que reside en la porter√≠a de enfrente. Fue al a√Īo siguiente cuando empezaron a ver "movimiento".

"LAS AGUAS SUCIAS VAN AL PARKING"

En este caso, el problema no es el perfil de los okupantes. Como la misma vecina indica, "ven√≠an unidades familiares que no molestaban". La verdadera pol√©mica es que los bajantes de las aguas sucias no est√°n conectados al sistema de alcantarillados. ¬ŅConsecuencia? "Todo cae al parking", informa la residente.¬†

La fachada que da a la calle de Bruc muestra unos pisos "aparentemente terminados", aunque los huecos de las puertas y las ventanas están tapados de cualquier manera, "como ellos pudieron arreglar". Sin embargo, la vecina, preocupada, comenta: "Los balcones que dan a la parte de atrás no tienen ni barandilla". Deficiencias, por lo tanto, en salubridad y también en seguridad.

La calle del Bruc de Badalona / GOOGLE MAPS
La calle del Bruc de Badalona / GOOGLE MAPS

"AIRE IRRESPIRABLE"

El vertido de las aguas fecales le otorga al ambiente un "aire irrespirable":¬†"Olores, mosquitos... Es insoportable". Incluso los negocios aleda√Īos lo corroboran, ya que a veces sufren filtraciones.

Cuando Xavier García Albiol estuvo al frente de la alcaldía, un coordinador de barrio habló con los okupas y se instaló una "cuba" que debía ir vaciándose. "Otro sistema que ingeniaron fue sacar mangueras por el balcón hacia la calle. La vaciaban de noche y lo tiraban al alcantarilado", rememora la residente, que asegura que con el cambio de gobierno no han vuelto a ver ninguna cuba.

UN "SISTEMA ORGANIZADO"

De un tiempo a ahora, el vecindario cree que hay un "sistema organizado" en la okupación de ese edificio. "No son familias esporádicas que vienen por el boca a oreja. Hay una movilidad de personal, gente que entra con maletas el fin de semana", explican los vecinos, que no entienden cómo pueden instalarse en el bloque. 

Temen que cualquier día alguien "se intoxique": "Hay una concentración de gases muy fuerte". Explican que Sanidad ya hizo una visita a las viviendas, pero "no lo consideraron insalubre". Algo inexplicable.

PLAGA DE MOSQUITOS

El ambiente es ideal para las plagas de bichos. "Antes de acostarnos tenemos que ir de cacer√≠a", aseguran los residentes. Hasta 40 picaduras de mosquitos han llegado a recibir los √ļltimos d√≠as los vecinos del edificio de en frente.

Una situación inaguantable que los ha llevado a intentar denunciarlo a Sanidad sin éxito.

PAREJA DE OKUPAS

El conflicto no acaba aqu√≠. Si se cruza la calle, el edificio donde habita la mujer que narra a este medio las peculiaridades del edificio semi acabado, viven otros okupas. Estos viven en los bajos del n√ļmero 26 que pertenecen al banco Santander.

Hace un mes que una pareja se metió en la propiedad, que contaba con alarma de seguridad. "Vinieron los vigilantes de seguridad y esperaron a los Mossos, pero los agentes dijeron que no podían desokuparlos".

El cableado eléctrico de uno de los edificios okupas de Badalona / GOOGLE MAPS
El cableado eléctrico de uno de los edificios okupas de Badalona / GOOGLE MAPS

INTENTOS DE ENGANCHARSE

Los vecinos explican que la pareja ha hecho varios "intentos" de engancharse a la luz de la comunidad. Su piso okupado tiene un acceso distinto al del edificio, por lo que se "cuelan" en la porter√≠a cuando sale alg√ļn residente. "Ya lo han intentado cuatro veces", aseguran.

Intentan "puentear" los contadores y "da√Īan la instalaci√≥n el√©ctrica". "A la rosticer√≠a de la calle la dejaron sin luz 10 horas. "No sabemos qu√© hacer", explican, aunque no es la primera vez que ese bajo se okupa. "Nos reuniremos con la comunidad de vecinos para analizar nuestras opciones". Aunque son conscientes de que necesitan hacer m√°s ruido: "Compramos estos pisos por un valor y todo esto lo deval√ļa".

Si quieres leer m√°s noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, desc√°rgate nuestra app para iOS y Android.