ARCHIVADO EN:

La operación policial contra la mafia georgiana, en la que han actuado conjuntamente los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional, ha provocado que una treintena de los 87 georgianos detenidos ya hayan sido expulsados a su país de origen.

Según fuentes policiales, de los 87 miembros de la mafia especializada en el robo de viviendas, 29 han sido enviados a su país de origen, la ex república soviética de Georgia, tras pasar por el juzgado de guardia. Además, otros 32 están recluidos en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) a la espera de que los tribunales tomen una decisión sobre su futuro inmediato.

NUMEROSOS ANTECEDENTES

La mayoría de los detenidos en esta operación cuentan con antecedentes policiales. El responsable de la investigación de la Divisió d'Investigació Criminal (DIC) de los Mossos ha asegurado que entre todos los arrestados tienen acumulados 430 antecedentes por diversos delitos, la mayoría de ellos por delitos contra la propiedad.

Según el subinspector de la DIC, este grupo mafioso “solía actuar de noche”, y usaban el método de marcar las puertas de las viviendas con pequeños plásticos “para comprobar si los residentes se encontraban o no” en su interior. Además, ha reconocido que tampoco despreciaban el robo en establecimientos comerciales.

Con este método, esta banda ha robado en unas 70 viviendas, según ha logrado descubrir los investigadores, aunque no descartan que se pueden añadir más viviendas conforme vaya avanzando la investigación.

En el siguiente vídeo se puede ver como los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional desarticulan el grupo mafioso.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.