Residuos en la calle en Sant Andreu / METRÓPOLI
Residuos en la calle en Sant Andreu / METRÓPOLI

Vecinos de Sant Andreu rompen con el Ayuntamiento por el puerta a puerta tras un plantón de Badia

El concejal de Emergencia Climática y la regidora Lucía Martín plantaron a los vecinos sin justificación tras medio año de espera

Guardar
Periodista
Actualizado: 20/05/2022 11:32 h.

El sistema de recogida puerta a puerta se ha convertido en una pesadilla crónica para los vecinos de Sant Andreu de Palomar. Un año después de su accidentado inicio en el barrio, los problemas generados siguen sin solucionarse.

Bolsas sin recoger en las calles, adhesivos que tratan de castigar a quienes no realizan el reciclaje correcto y contenedores inteligentes que generan múltiples problemas a los residentes son solo algunos de los inconvenientes con los que los residentes conviven en su día a día.

A las cuestiones cotidianas se suma la actitud del concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, y de la regidora de Sant Andreu, Lucía Martín. Ambos ediles plantaron hace unos días a los vecinos en la comisión de seguimiento del puerta a puerta, tras lo que los residentes que rechazan este sistema de reciclaje han dicho basta.

HARTAZGO

La gota que ha colmado el vaso llegó el pasado 10 de mayo. Tras medio año de espera, Badia y Martín no se presentaron en la comisión de seguimiento sin justificación, lo que hizo estallar a los vecinos miembros de Farts del Porta a Porta, colectivo crítico de Sant Andreu.

En consecuencia, el grupo ha decidido dejar de acudir a estas sesiones. "Hemos decidido que no participaremos. Hacía seis meses que no organizaban una comisión, y creemos que lo único que hacen es blanquear los supuestos procesos participativos", explican desde este grupo.

El colectivo recuerda que desde Distrito se han hecho declaraciones que carecen de sentido, como que "la orgánica no fermenta en los cubos cuando es evidente que sí". Además, lamentan la ausencia injustificada de los mencionados concejales y denuncian que los responsables municipales no les dejan "grabar las sesiones" de seguimiento.

Protesta vecinal contra el puerta a puerta en Sant Andreu / METRÓPOLI
Protesta vecinal contra el puerta a puerta en Sant Andreu / METRÓPOLI

UN AÑO DE PUERTA A PUERTA

El próximo 24 de mayo se cumplirá un año de la implantación del puerta a puerta de Sant Andreu. En un comunicado que Farts del Porta a Porta entregó al Distrito, el grupo lamenta que durante este tiempo los vecinos hayan sufrido un sistema "impuesto, mal diseñado y mal evaluado". El colectivo remarca que desde el primer momento presentaron "alegaciones" a la ordenanza que regula el sistema que, tras 12 meses, no han recibido "respuesta".

El grupo vecinal insiste en que ha sido un año "de hacer muchas matemáticas" con datos de los que se desconocen "la fuente y metodología de cálculo pese a ser requerido desde el primer momento", un tiempo en el que "las personas con movilidad reducida e invidentes" han tenido "miedo de transitar por las calles". El colectivo también ha tenido palabras sobre el trato que han recibido por parte de Badia. "Hemos escuchado como el señor Badia nos increpaba, diciéndonos que éramos unos generadores de caos y que nos inventábamos hechos imaginarios cuando denunciábamos que por los pedales de los buzones entraban ratas", aseguran.

Por todo ello, el colectivo reclama a los cargos del Distrito que no se "encierren en los despachos" y "salgan a la calle". "Investigad por vuestra cuenta, escuchad al vecindario y dejad de tomar decisiones unilaterales. Por nuestra parte, a partir de ahora seguiremos la lucha desde las calles de Sant Andreu conjuntamente con los vecinos discriminados, ignorados y hartos de este sistema fallido", han sentenciado.

MEZCLA DE RESIDUOS Y PROBLEMAS DE ACCESIBILIDAD

Una de las últimas problemáticas denunciadas por Farts del Porta a Porta es la mezcla de residuos por parte de operarios municipales. El colectivo denuncia que, para reducir la presencia de bolsas en la vía pública, los trabajadores que se encargan de otras recogidas, por lo que las bolsas quedan combinadas.

Un operario mezcla bolsas de residuos / FARTS DEL PORTA A PORTA
Un operario mezcla bolsas de residuos / FARTS DEL PORTA A PORTA

El grupo también ha realizado un estudio de "ocupación de la línea de fachada" tras la implementación del puerta a puerta, que demuestra los problemas de accesibilidad derivados de este sistema.

El informe concluye que actualmente hay "más de nueve viviendas con problemas de accesibilidad", por lo que "las personas con discapacidad, con movilidad reducida e invidentes llevan un año sufriendo un agravio comparativo con la implementación del puerta a puerta".

"CHAPUZA UNILATERAL"

Luz Guilarte, líder de Ciutadans en Barcelona, califica la implantación de este sistema de reciclaje de "chapuza". "Fue una implantación hecha de manera unilateral, como la mayoría de cosas que hace este gobierno, sin consenso, sin escuchar a los vecinos y de espaldas a ellos", asegura.

"Después de un año seguimos constatando que aquellos problemas que nosotros y los vecinos ya preveíamos siguen estando vigentes. Seguimos viendo imágenes de contenedores llenos de bolsas de basura y de un aumento de la suciedad de las calles de Sant Andreu. Hace un año ya pedíamos que este proceso de implantación se hiciera de manera progresiva y gradual, con una coexistencia entre el modelo anterior y el modelo de puerta a puerta. También que existiera más y mejor información sobre el sistema, pero en vez de apostar por la información Colau y el PSC prefirieron la imposición y el autoritarismo", afirma la edil de la formación naranja.

La concejal de Cs remarca que "durante este año los vecinos han sido los que han pagado los platos rotos de esta chapuza", y confirma que su grupo municipal pedirá al gobierno municipal en el próximo pleno "un informe exhaustivo de los resultados del sistema un año después de su puesta en funcionamiento".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.