ARCHIVADO EN:

Un grupo de unos 15 independentistas, vinculados a los Comitès per la Defensa de la República (CDR), intentó sin éxito cortar la estación de tren de Rodalies de Bellvitge ayer sábado. Quienes lo impidieron fueron un colectivo de vecinos constitucionalistas de L'Hospitalet del Llobregat, que contraprogramaron a los CDR.

Su presencia les pilló por sorpresa y, viendo la incómoda situación que se había creado, los independentistas (una mezcla entre jóvenes y veteranos) decidieron abandonar Bellvitge y optaron por dirigirse hacia Sants. Esta estación de tren (Sants) fue la zona central de las protestas de los CDR durante el sábado por la mañana. Según un testigo presencial, todo pasó muy rápido y quedó en un simple rifirrafe dialéctico, con una derrota de los independentistas.  

CONTRAPOGRAMACIÓN

Uno de los vecinos contrarios a la independencia de Cataluña que fue a frenar el corte fue el tuitero @Hospitalense_LH. Desde esta cuenta, ha dado su versión de los hechos. Según él, los "CDR convocaron ayer a los lazis en la estación de Renfe de Bellvitge (Hospitalet) a las 11, para echarse a las vías y colapsar el corredor ferroviario sur de Barcelona, en su estrategia de “bloqueo total” hoy [sábado] a Barcelona”.

El internauta explica que el viernes otro grupo de vecinos de L'Hospitalet detectó "esa convocatoria y lanzamos una espontánea para los ciudadanos de Hospitalet, hartos del secuestro lazi, aprovechando que venían a nuestra ciudad. Quedamos en la misma estación, a las 10:30. La idea era darles un cálido recibimiento a nuestra acogedora ciudad”. El sábado a las 10 horas, empezaron "a llegar unos cuantos vecinos, de Bellvitge, Gornal y Santa Eulalia principalmente". Según el internauta, media hora después se habían congregado unos 60 vecinos de diferentes barrios de L'Hospitalet para impedir la acción de los CDR.  

PRESENCIA POLICIAL

Sobre las 10:40 horas, una patrulla de la Guardia Urbana de L'Hospitalet hizo acto de presencia en el lugar de la concentración. También un vigilante de seguridad de Renfe. Sobre esa hora unos 15 independentistas acuden a la estación. "Casi todos mayores y algún chico joven. Banderas y bufandas con la estelada. Vamos hacia ellos. Al vernos, empiezan a hablar entre ellos y ponerse nerviosos", explica el usuario @Hospitalense_LH en Twitter.

Según él, el vigilante de seguridad se dirigió hacia los CDR para indicarles que habían "han llegado a su destino". "Tienen cara de preocupación/susto. Uno de los nuestros grita: ¡BIENVENIDOS A HOSPITALET!. (...) Ellos empiezan a susurrar algo entre ellos. Dan dos pasos para atrás. Alguno empieza a llamar por el móvil. El vigilante les vuelve a preguntar si les acompaña a la calle. Uno de los nuestros les pregunta si quieren una visita guiada por Hospitalet. Risas, menos ellos”.

DE L'HOSPITALET A SANTS

Sobre las 11 de la mañana, uno de los independentistas gritó la consigna "todos a Sants". Tras unos rifirrafes verbales con el otro grupo de vecinos de L'Hospitalet, los CDR se subieron a uno de los trenes para dirigirse hacia Sants, donde tenía lugar otra convocatoria del independentismo. 

"Y ahí acaba la corta visita lazi a nuestra ciudad. Nos despedimos del vigilante y de los urbanos, aplaudimos y la gente empieza a marcharse; y unos cuantos nos dirigimos a una cafetería a charlar y darnos los móviles, para otra ocasión”, sentencia el usuario.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.