La losa de la ronda de Sant Antoni, que vecinos y comerciantes quieren fuera / METRÓPOLI - HUGO FERNÁNDEZ
La losa de la ronda de Sant Antoni, que vecinos y comerciantes quieren fuera / METRÓPOLI - HUGO FERNÁNDEZ

Sant Antoni pide "consenso" a Colau para sacar la losa de la ronda ante la guerra entre PSC y BeC

Vecinos y comerciantes mandan una carta a la alcaldesa e insisten en que quieren el proyecto de 2018 sin cambios para reurbanizar la calle

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 25/03/2022 11:38 h.

La Plataforma d'Afectats per la Llosa de Sant Antoni ha enviado una carta a la alcaldesa Ada Colau para desencallar la retirada de la losa de la ronda de Sant Antoni, un foco de incivismo y de delitos durante meses y que hasta hace poco tiempo ha albergado durante más de dos años el mercado de la miseria. Los dos partidos del gobierno de Barcelona, Barcelona en Comú y PSC, mantienen una guerra abierta para capitanear el proyecto, que también implica, además de la eliminación de la losa, la reurbanización de la calle.

Fuentes de plataforma, formada por vecinos y comerciantes, explican a Metrópoli que en esta carta se pide a la alcaldesa "consenso" y la participación de todas las concejalías implicadas -Ecología Urbana y Urbanismo, Movilidad, Eixample y Comercio y Mercados- en las reuniones para acordar cuándo se retira la losa y con qué proyecto se reurbaniza la calle. "No puede ser que los dos partidos que están en el Ayuntamiento no se entiendan para solucionar una cuestión tan importante. Están en el gobierno para solucionar los problemas de los ciudadanos".

CADA PARTIDO VA POR SU LADO

Ahora cada partido va por su lado. El PSC ya ha ordenado que la retirada de la losa la haga el Institut Municipal de Mercats -se colocó hace más de una década para albergar las carpas provisionales de los comerciantes del histórico mercado del barrio mientras éste se remodelaba-, y retomar el proyecto de reurbanización de 2018, que fue anulado en plena oleada de recortes municipales en julio del citado año. Sin embargo, este punto de vista no es compartido por los comunes, que reivindican que el proyecto se haga desde Ecología Urbana y Urbanismo, el área que comanda Janet Sanz, y que las obras de desmontaje y reurbanización las haga la empresa municipal Bimsa. Barcelona en Comú también es partidario de actualizar el proyecto de urbanización de 2018. 

Corte de tráfico para protestar por la presencia de la losa de Sant Antoni / @jmartigalbis
Corte de tráfico para protestar por la presencia de la losa de Sant Antoni / @jmartigalbis

De momento, cada formación se reúne con vecinos y comerciantes sin contar con su socios de gobierno. El pasado jueves, los socialistas se encontraron con la plataforma e insistieron en empezar las obras de desmontaje en otoño desde el área de Mercats. A la reunión asistieron la regidora de Mercados y Comercio, Montserrat Ballarín, y la edil de Movilidad, Laia Bonet. 

POSIBLE RETIRADA DE LA LOSA EN ENERO

Este lunes por la tarde, los comunes se reúnen de nuevo con vecinos y comerciantes, con Sanz a la cabeza. A la cita no participará el PSC. Fuentes de la plataforma de vecinos y comerciantes indican que existe la posibilidad de que las obras de retirada de la losa se pospongan hasta enero de 2023. "Barcelona en Comú nos planteó de retrasarlo hasta diciembre y poder empalmar estos trabajos con la nueva urbanización. Algunos comerciantes expresaron entonces que coincidiría con la campaña de Navidad y se habló de dejarlo para enero. Pero no hay nada decidido. El PSC nos propone una cosa y Barcelona en Comú otra de distinta. Por eso hemos pedido la intervención de la alcaldesa. Queremos que se pongan de acuerdo".

En cualquier caso, vecinos y comerciantes insisten en que ellos quieren el proyecto de 2018. "Lo quiere todo el mundo menos Barcelona en Comú. Lo quieren 31 de los 41 concejales del pleno municipal, todos menos los comunes". La intención del partido de Colau es evaluar todas las rondas que unen Ciutat Vella y Eixample -la teniente de alcaldía de Ecología Urbana y Urbanismo Janet Sanz se refiere a calles como las rondas de Sant Pere, Universitat, Sant Antoni y Sant Pau- y ver qué movilidad y vínculos tiene que haber en un futuro entre ellas. En la actualización del proyecto de la ronda, los comunes quieren tener en cuenta este aspecto.

El 'mercado de la miseria', en la ronda de Sant Antoni / CEDIDA
El 'mercado de la miseria', en la ronda de Sant Antoni / CEDIDA

LA PROPUESTA DE 2018, UN EJE CÍVICO Y VERDE

A grandes rasgos, la reforma propuesta en 2018 pretendía convertir la ronda de San Antoni en un eje más cívico y verde, donde los peatones, las bicicletas y el transporte público ganaran protagonismo. El Ayuntamiento planteaba la reurbanización completa de la ronda, entre la calle del Comte d'Urgell y la plaza de la Universitat. "Siempre bajo los criterios de mejorar el espacio público, introducir un carril bicicleta, más verde y poner a los peatones y la movilidad sostenible en el centro de las prioridades", decía en una nota de prensa el consistorio en noviembre de 2018, que situaba el nuevo calendario de los trabajos en 2020 aunque jamás se ejecutaron.

La actuación prevista decía entonces que las obras se harían en dos fases: la primera, entre Comte d'Urgell y Floridablanca, y la segunda, desde Floridablanca hasta Universitat. "El primer tramo ya cuenta con un proyecto ejecutivo redactado y compartido con el vecindario y comerciantes de la ronda de Sant Antoni", incluía la nota.

APROBACIÓN DEL PLENO

En el pleno de febrero, los grupos municipales aprobaron por unanimidad una proposición de JuntsxCat que insta al gobierno de la ciudad a "licitar e iniciar inmediatamente las obras de retirada de la losa", así como a la reurbanización de la calle, y "que se ponga en marcha un plan de choque social para abordar la problemática de seguridad, venta de drogas incivismo que sufre el vecindario del entorno, fruto del abandono a la que ha estado sometida" la calle.

PROTESTA VECINAL

El compromiso con vecinos y comerciantes es que una vez eliminada la losa se pueda iniciar casi de forma consecutiva la urbanización de la arteria, es decir en 2023. Organizados a través de la Plataforma d'Afectats per la Llosa de Sant Antoni, vecinos y comerciantes llevaban meses quejándose de un aumento del incivismo y de delitos en la zona, con peleas y trapicheo de drogas. El 24 de febrero, dijeron basta y salieron a la calle a manifestarse junto a concejales de la oposición.

Ahora, el problema del mercado de la miseria se ha trasladado a calles del Raval por la presencia permanente de la Guardia Urbana en la ronda. Y la retirada de la losa y la reurbanización de la ronda de Sant Antoni a los despachos municipales. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.