ARCHIVADO EN:

La Asociación de Vecinos de la Barceloneta quiere mostrar su apoyo explícito al proyecto del museo Hermitage de Barcelona enganchando carteles por el barrio. La entidad del distrito de Ciutat Vella ha impreso los rótulos con los que en las próximas semanas pretende "presionar" al Ayuntamiento de Barcelona para que se posicione de manera rotunda a favor del centro cultural que se ubicará en la nueva bocana del puerto de la capital catalana. 

"Nos preocupa que el consistorio encuentre otro motivo para no llevarlo a cabo", asegura preocupado el vicepresidente de la asociación, Manel Martínez, quién destaca el apoyo de escuelas y entidades deportivas a un proyecto que prevé una inversión de 50 millones de euros. Martínez recuerda que el consistorio de Ada Colau propuso a los promotores del proyecto –el fondo de inversión suizo-luxemburgués Varia– trasladar el centro a Nou Barris, una idea que los inversores descartaron.

A FAVOR Y EN CONTRA

El gran edificio museístico que alcanzará los 25 metros y se ubicará al lado del Hotel Vela genera división entre los vecinos. La Associación de Vecinos de la Barceloneta cree que el proyecto será un "detonante" para la "dinamizar" el barrio. Sin embargo, otro grupo de entidades agrupadas bajo la Plataforma por un Puerto Ciudadano se oponen frontalmente al museo porque señalan que afectará a la ocupación de la vía pública y a la movilidad. Además rechazan la gran afluencia de visitantes, muchos de ellos turistas, que atraerá este moderno centro cultural. 

Según la planificación actual, el museo Hermitage abrirá sus puertas en otoño de 2022. El proyecto se encuentra en la fase administrativa y el ayuntamiento barcelonés debe dar su visto bueno definitivo, un hecho que aún no se ha producido. Fuentes municipales aseguraban este martes que el consistorio "evalúa el proyecto desde diferentes vertientes". El gobierno local no tomará "ninguna decisión" respecto al museo hasta que no haya hablado con los vecinos.