La dirección de TMB ha sufrido un nuevo varapalo en los tribunales de justicia. El juzgado numero 9 de Barcelona ha condenado a la empresa por los contratos temporales con los que estaban trabajando 32 miembros del personal de los técnicos de operación de las líneas automáticas (TOLA).

La sentencia, que no es firme por lo que la empresa la puede recurrir, establece que esos 32 empleados deben pasar a tener contratos fijos e indefinidos. Según la sentencia, que los sindicatos califican como “clarísima”, la empresa estaba cometiendo un fraude de ley al mantener a esos TOLA con contratos temporales.

CULPAN A CAÑAS

Los sindicatos consideran que el consejero delegado de la empresa, Enric Cañas, es el responsable de esta situación por su empeño en introducir la temporalidad laboral en la compañía.

La denuncia por este asunto la presentó en su día el Comité de Empresa de metro al entender que este tipo de contrataciones estaban fuera de la normativa y que la compañía estaba cometiendo un fraude de ley al mantener como temporales a unos trabajadores que deberían tener contratos como fijos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.