El número uno de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, ha asegurado que el pacto entre JxCat y el PSC en la Diputación de Barcelona "la lucha por el poder", algo que su grupo "no ha buscado". El exprimer ministro francés ha asegurado que se trata de una posición que no es coherente teniendo en cuenta la formación de gobierno a nivel nacional: "No es coherente estar pensando cómo formar Gobierno en Madrid sin supeditarse a los votos de los nacionalistas y pactar con ellos en la Diputación de Barcelona", asegura.

De la misma manera Valls se enorgullece, en una entrevista para El Periódico, de haber evitado la llegada del independentismo a la alcaldía de Barcelona: "La de Barcelona es la primera gran derrota del independentismo, abrimos una nueva etapa para Barcelona".

LA ESTRATEGIA DE CIUTADANS

Pese a que asegura no querer culpar a la formación naranja, Valls asegura que se quedó sin opciones de ganar la alcaldía tras el acercamiento de Ciutadans a Vox con las elecciones andaluzas. "De aspirar a nueve o 10 concejales a final de año, a partir de enero ya no salimos de entre cinco y siete", afirma el exprimer ministro francés.

Además, el excandidato a la alcaldía de la capital catalana afirma que vio la posibilidad de evitar un alcalde independentista durante la misma noche electoral, pese a que de primeras "Colau parecía haber renunciado ya a repetir como alcaldesa". 

VIGILANCIA RESPONSABLE DEL GOBIERNO

Valls afirma querer "ejercer una vigilancia responsable sobre la gestión del gobierno", sin hacer "oposición por oposición". Contrario a la conexión del tranvía por la Diagonal, y sin contemplar como una prioridad la funeraria pública, el líder de Barcelona pel Canvi asegura no entender lo que ha hecho Corbacho, y ha garantizado que votó a Colau porque "él pensaba que lo debía hacer".

El exprimer ministro francés ha expresado su preocupación después de que la alcaldesa y Collboni hayan afirmado que "Barcelona es una ciudad segura pero hay problemas de inseguridad". Pese a ello, indica que confía en la "profesionalidad" de Albert Batlle y en la de la Guardia Urbana, así como en su coordinación con los Mossos.

En cuanto a su futuro, Valls ha afirmado que se da unos meses, que no quiere correr y ya verá cómo se plantea su vida.