ARCHIVADO EN:

Manuel Valls quiere darle la vuelta a Barcelona, quiere impulsar políticas que combatan la “crisis de inseguridad”. Pero ahora, con las elecciones generales a la vista, su interés es influir en la política española. ¿El objetivo? Crear una mayor colaboración entre los principales partidos constitucionalistas. Tiene en cuenta el papel de Ciudadanos, pero principalmente tiene en mente un acuerdo entre los dos partidos históricos: “No hay otra solución que un gran pacto entre PSOE y PP”.

Estas rompedoras declaraciones las ha dado en una entrevista con Crónica Global, diario al que también ha reconocido que el desacuerdo "más importante" que tiene con Ciudadanos son las ganas de Albert Rivera de liderar las derechas, lo cual ha implicado pactar indirectamente con VOX. “Cs era un partido europeísta con una doble esencia liberal y socialdemócrata, que es la mía. Eso lo han abandonado, como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid o Andalucía”, ha indicado al rotativo.

EL ERROR DE PACTAR CON BILDU

Sobre el pacto de Pedro Sánchez con Bildu, Valls ha sido contundente: “no se puede pactar con Bildu”. Del mismo modo que ha tachado de “error” el hecho de que el PSOE no haya buscado en Navarra un pacto entre partidos constitucionalistas, como Navarra Suma.

Los pactos en la Diputación de Barcelona también han tenido cabida en esta entrevista. Valls ha valorado el pacto del PSC con los independentistas Junts per Catalunya como una forma de “romper bloques”. “Yo no estoy en la Diputación pero el PSC tenía que buscar otras vías, otros pactos”, ha reconocido.  

También ha definido su aportación a la vida política y catalana con una fuerte declaración de intenciones: “antes de todo, quiero ser el catalizador del constitucionalismo”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.