ARCHIVADO EN:

El concejal de Barcelona y exprimer ministro de Francia, Manuel Valls, no concurrirá a las próximas elecciones autonómicas catalanas encabezando la lista el PP por Barcelona. La falsa noticia agitó los círculos políticos catalanes este lunes, tras haber aparecido en algunos medios de comunicación. Es más, se aseguraba que Pablo Casado ya daba por hecho que Valls sería el cabeza de lista de una candidatura unitaria antiindependentista bajo el lema de Cataluña Suma, lo que representaría un terremoto en el panorama político catalán.

Sin embargo, no ha habido ninguna conversación entre los principales protagonistas sobre el tema. En consecuencia, no habrá candidatura unitaria ni lista encabezada por Valls. El excandidato de Ciudadanos se encuentra, de momento, ejerciendo sus funciones como concejal, tras haberse presentado de cabeza de lista de Barcelona pel Canvi --conjunta con Cs-- por la ciudad de Barcelona en las últimas municipales y después de haber roto relaciones con el partido naranja.

El distanciamiento con Ciudadanos, sin embargo, no le ha acercado al PP; en todo caso, ha reforzado su perfil de francotirador que va por libre. Desde el PP se comenta que las filtraciones sobre una supuesta alianza entre Manuel Valls y Pablo Casado “son especulaciones, simples globos sonda. Da la sensación de que alguien trata de filtrar noticias falsas. No ha habido ningún contacto entre Valls y Casado”. Y desde el entorno de Valls se mantiene también esa tesis: “No ha habido conversaciones sobre el tema. Las informaciones sobre un supuesto pacto son especulaciones”.

CIUDADANOS, ALIADO FAVORITO

Todo quedaría en un nonada si no fuese por la dimensión que alcanzaron las informaciones al respecto, publicadas por algunos de los diarios supuestamente más solventes. “A día de hoy, no hay intención de formar un frente con Manuel Valls. Es cierto que en nuestro horizonte había la posibilidad y la oferta de pactar una coalición con Ciudadanos, que es un partido más parecido a nosotros, pero no ha cuajado. Nunca se ha planteado un frente donde no estuviesen los de Ciudadanos, pero parece que no están por la labor”, explican fuentes populares a Metrópoli Abierta. Desde las filas de Valls, se niega rotundamente que haya habido contactos entre las dos formaciones.

Se recuerda, al mismo tiempo, que el exprimer ministro francés manifestó ya hace tiempo que su intención es “ser útil” en la política española, pero ha de darse un escenario concreto y ese escenario no se da todavía. Algunas fuentes apuntan a que, tras las municipales, el exmandatario galo pondría sus ojos en las autonómicas para, desde ahí, dar el salto a las generales y encabezar una gran coalición de centro a medio plazo.

RECHAZADO EL AÑO PASADO

Los populares apuntan a que desde algunos círculos del entorno de Valls se pueda haber filtrado la falsa noticia de que él y el PP podrían llegar a un acuerdo. “El PP no está por la labor. Valls tiene la idea de sacar la cabeza y aprovechar las circunstancias, pero no nos consta que haya habido ningún contacto con Casado. En todo caso, es posible que alguien del entorno de Valls haya hablado con alguien del entorno de Casado y que hayan comentado algo. Pero nada de manera oficial ni con el fin de pactar un frente común”, escenifica una fuente popular.

Y otra fuente remata que “Valls ya se nos ofreció para ser el cabeza de lista en las municipales del 2019 y dijimos que no. Entonces no lo aceptamos. Y si hace un año no lo aceptamos, ¿cómo lo vamos a aceptar ahora?. El tiempo nos ha dado la razón y no hemos cambiado de idea. A día de hoy, no hay intención de formar una candidatura con Valls. Quien diga lo contrario, miente”, señala.

CRÍTICAS DE LOS POPULARES

No es sólo eso. Los populares no escatiman críticas a Valls porque aseguran que “lo que quiere es fortalecer su candidatura de cara a las elecciones catalanas. Pero en la cúpula del partido no se ha comentado nada. Nuestra prioridad pasa por Ciudadanos. Y si Ciudadanos no está en esa ecuación, difícilmente podremos hacer una candidatura unitaria”. Desde el entorno de Valls tampoco se ve factible una coalición de cara a unas autonómicas que pueden ser inminentes.

El exprimer ministro francés tiene un activo que no quiere perder y tampoco se quiere diluir en un gran partido. “En una hipotética candidatura, Valls sería Valls”, resume su idiosincrasia una persona de su confianza. El frente antiindependentista con Valls de ariete, pues, ha sido una serpiente de invierno, informativamente hablando.

Pero, de momento, apenas va a tener incidencia en la política municipal, donde Manuel Valls juega en estos momentos sus cartas. “Casado no ha hablado con Valls. Luego, no tiene sentido teorizar sobre un supuesto pacto. El PP tendrá su candidato y Valls seguirá como concejal de Barcelona, al menos por el momento”, zanja rotundamente un alto cargo del PP.