Ada Colau y su equipo retrasan seis días más su vuelta al trabajo, hasta el próximo 9 de septiembre, publica este martes Crónica Global. De este modo, el ejecutivo municipal de BComú y PSC habrá disfrutado de cinco semanas de vacaciones, más que los gobiernos catalán y español, y a pesar de los problemas de los últimos días en Barcelona, como los botellones o el aumento de la inseguridad en la calle.

El citado medio apunta a fuentes de la oposición cuando pone fecha al regreso de la alcaldesa: Colau y su equipo volverán al trabajo el día de la primera comisión de gobierno. Esto es, una semana más tarde que el gobierno de la Generalitat –que empieza este martes– y dos más tarde que el ejecutivo central, que está operativo desde el 24 de agosto.

Con las vacaciones en el Ayuntamiento no ha habido comisión de gobierno desde el 29 de julio, y la próxima no está prevista hasta la semana que viene. Además, el último pleno municipal fue el 23 de julio y el siguiente será el 29 de septiembre. Esto significa que Colau y su equipo no se han sometido a sesiones plenarias de control en casi dos meses, un tiempo en el que tampoco ha habido comisiones municipales.

LA VERSIÓN DE LA OPOSICIÓN Y DEL AYUNTAMIENTO

Fuentes de la oposición han lamentado a Crónica Global que comunes y socialistas estén "desaparecidos" mientras la ciudadanía padece por la subida del precio de la luz. Además están los botellones, como los que ha habido en las fiestas de Gràcia y Sants, y un aumento de la inseguridad.

Por su parte, la alcaldía defiende que "ningún concejal ha hecho más de tres semanas seguidas" de vacaciones, y que existe un "sistema de guardias" para que todas las necesidades de funcionamiento del Ayuntamiento queden cubiertas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.