ARCHIVADO EN:

El 17 y 18 de agosto de 2017 Barcelona y Cambrils se quedaron en vilo. Después de que una furgoneta embistiera a una multitud en las Ramblas, otro atentado sembró el pánico en Cambrils. Los dos ataques se saldaron con 16 muertos

CONDECORACIONES 

Ahora, el presidente del Sindicato de los Mossos d’Esquadra Uspac, David Lijarcio Cobo, ha reclamado al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que se condecore a los agentes que intervinieron en los ataques de esos infames días y también a la agente que detuvo otro atentado en una comisaría de Cornellà de Llobgregat el 20 de agosto de 2018.

Sin embargo, Uspac ha comunicado que no ha recibido ninguna respuesta por parte del ministerio sobre la agente de Cornellà, cuya condecoración se solicitó el 23 de mayo de 2019. Tampoco ha recibido respuesta sobre los agentes de los atentados de Barcelona y Cambrils cuando ya han pasado más de dos años de la tragedia. “Más de dos años después son olvidados por todas las administraciones”, ha añadido.

Además del silencio del Ministerio de Interior, Lijarcio ha criticado que, durante la Junta de Seguridad de Catalunya del 6 de setiembre e 2018, Marlaska no tuvo “la deferencia de preocuparse por el estado de salud de la agente de Cronellà", que estuvo de baja tres meses por el ataque. A diferencia de Marlaska, el concejal de Interior, Miquel Buch, y el Director de los Mossos d’Esquadra, Andreu Joan Martínez, sí que mostraron su preocupación a la agente que libró a la ciudadanía de volver a sentir el terror que se hizo con Catalunya durante el agosto de 2017.