ARCHIVADO EN:

El ayuntamiento de Barcelona ha finalizado la conversión a plataforma única del eje que conforman las calles de Sant Frederic, Casteràs y Càceres; la calle de la Riera d’Escuder en el tramo entre Sants y Daoíz i Velarde, y un tramo de la calle de Jocs Florals, entre la calle de Sants i Antoni de Capmany. Toda una remodelación comprendida en el distrito de Sants-Montjuïc.

La actuación urbanística se enmarca en las obras de renovación del entorno de un mercado centenario, declarado bien cultural de interés local. Las obras han priorizado las vías peatonales y han mejorado la iluminación de las calles colindantes con el mercado y algunos elementos del mobiliario urbano. Entre ellos, el cableado de algunos servicios que hasta ahora cruzaban de un lado a otro de las calles o estaban suspendidos en las fachadas de algunos edificios. Un escenario que podía resultar peligroso si se producías lluvias bruscas.

Entorno del mercado de Sants
Entramado de calles intervenidas en el entorno del mercado de Sants / AJUNTAMENT DE BCN

Sin embargo, las esquinas de cada chaflán de las calles intervenidas se han dejado libres de cualquier elemento de mobiliario urbano con el objetivo de facilitar el giro de los vehículos, ya que las calles son relativamente estrechas.

Según los servicios municipales, la obra de la plataforma peatonal y la remodelación del resto del entorno del mercado ha supuesto una inversión de 2,5 millones de euros. 

La renovación de los alrededores de este mercado coincide con el fin de las obras en el Mercat de Sant Antoni y el inicio de las obras en el de la Abaceria.