La inmobiliaria alemana Engel & Völkers ha presentado su Informe de mercado de Catalunya 2018-19, cuyas conclusiones indican una consolidación de precios y transacciones en Barcelona en ventas y alquileres.

Oriol Canal, director general del Metropolitan Market Center de Engel & Völkers en Barcelona, ha confirmado esta estabilización de precios en 2018 en la capital catalana mientras que en la periferia barcelonesa sí se registró un aumento del 12%, debido mayoritariamente al diferente perfil de comprador y a la conversión de inquilinos en propietarios.

MAYOR DEMANDA EN CIUTAT VELLA Y L'EIXAMPLE

Los distritos de Ciutat Vella y l'Eixample se sitúan como los más codiciados en cuanto a alquileres se refiere. Esta realidad va acompañada, además, de un incremento del cliente joven e internacional que comparte vivienda.

En Ciutat Vella, donde se ha producido un descenso del 5% en el precio de compra, el valor de una vivienda de 90m2 se ha situado entre los 450.000 y los 500.000 euros. L'Eixample, por su parte, ha registrado también un incremento en las transacciones de compras y ventas de viviendas de lujo, con un aumento del cliente nacional.

COLAU, UNA DIFICULTAD AÑADIDA

El decreto ley de regulación impulsado por el Ayuntamiento supondrá un descenso del parque de viviendas en la ciudad, hecho que provocará un frenazo en la tendencia de bajada de precios de alquiler presente en Barcelona durante los años 2017 y 2018.

De esta manera, el consistorio de Colau provocará con la implantación de la nueva legislación que los barceloneses tengan que pagar un precio más elevado por su vivienda respecto a las previsiones previas al establecimiento de esta medida.

El Plan General Metropolitano de Barcelona dificultará la construcción de vivienda nueva en la ciudad, por lo que los promotores se verán obligados a materializar sus proyectos en los municipios de la periferia, en detrimento de la capital catalana.

BUENAS PREVISIONES PARA INVERSORES

Las viviendas residenciales situadas en las zonas con mayor renta económica por habitante, como Sarrià-Sant Gervasi y determinados barrios de Les Corts, como Pedralbes, registrarán un descenso de precios, lo que, en palabras de Canal, “supondrá una oportunidad de compra frente a otras ciudades europeas”. Además, el director general del Metropolitan Market Center ha afirmado que “el aumento de la estabilidad económica y política provocará la vuelta masiva de inversores extranjeros atraídos por las condiciones favorables para los negocios, el clima y la calidad de vida de la capital catalana”.