ARCHIVADO EN:

La subida constante de precios de pisos en Barcelona ha obligado a crear alternativas asequibles para que la gente con menos recursos pueda tener un espacio donde vivir. Aunque Colau y su equipo vetaran las 'viviendas nicho' al considerarlas "un atentado contra la dignidad de las personas", la empresa de 'pisos colmena', Haibu 4.0, se ha saltado el veto del Ayuntamiento y ha anunciado recientemente la compra de un local en el barrio de Sants en el que pretenden dar espacio para 30 personas, así lo ha avanzado Crónica Global.

El piso que ha comprado la Startup, es un antiguo espacio comercial situado entre las calles Carreras i Candi y Bacardi, en el distrito de Sants-Montjuïc. Haibu 4.0 pretende dar cabida a espacios 30 espacios habitables de tres metros cuadrados, todos ellos ocuparían los 320 metros cuadrados que conforman el espacio y costarían 250 euros al mes cada uno. 

Piso colmena / HAIBU 4.0

Aunque en el mes de septiembre Colau anunció que no otorgaría ninguna licencia a Haibu 4.0 para así evitar el "hacinamiento de personas", la empresa ha asegurado que ultima unas 500 unidades en Barcelona. Hace unos meses montaron un 'piso nicho' de muestra de 150 metros cuadrados en L'Hospitalet de Llobregat, pero el pleno municipal rechazó la iniciativa ya que las cédulas de habitabilidad tiene que tener una superfície mínima de 40 metros cuadrados y 2,5 metros de altura por vivienda.

HAIBU 4.0 TIENE OTROS FRENTES ABIERTOS

Colau no es la única que rechaza la idea de los 'pisos colmena', colectivos antisistema se han pronunciado en contra y han anunciado una manifestación en el barrio de Sants a las 19,00 horas de la tarde. Opinan que este tipo de vivienda es un atentado contra la dignidad de la persona, pero también cargan contra el Ayuntamiento, al que culpan de la precariedad habitacional de Barcelona.