ARCHIVADO EN:

A pesar de la satisfacción oficial por el proyecto de reurbanización de las Ramblas de Barcelona, que ha sido presentado este viernes, las críticas no han tardado en lloverle al gobierno municipal de Ada Colau. La más madrugadora ha sido la del Gremi de Restauració, que ha denunciado que ni el Ayuntamiento ni el equipo encargado de la reforma, el grupo km-ZERO, han querido escuchar sus propuestas.

De la misma manera, al menos dos grupos municipales, como son Ciudadanos, Partido Popular y PDeCAT, han manifestado su opinión de que Colau y los suyos están ya en plena campaña electoral,  y que lo de la Rambla es un nuevo gesto de publicidad que, además, no beneficia a Barcelona ni a sus ciudadanos.

“Los Comuns tiraron para atrás hace un año un proyecto consensuado por toda la gente de las Ramblas. Desde entonces, hemos perdido el tiempo. También es curioso que exhiban justo ahora el suyo y que hablen de que las obras empezarán dentro de un año... cuando en mayo hay elecciones”, exlica Carina Mejías, líder de Cs en el Ayuntamiento. “Montaron un concurso internacional... ¡y resulta que lo gana una empresa de aquí, dirigida por una ex concejal filosocialista! Esto crea susceptibilidad y hace pensar que les interesa más la ideología y el intervencionismo que lo que realmente necesita y le conviene al ciudadano".

“Lo peor es que las obras, que ya tienen premuras y retrasos, no se iniciarán hasta el año que viene. Pero si en mayo gobierna otro partido, eso puede significar una nueva paralización”, añade Mejías. “En definitiva, que como en otras muchas cosas, Colau no hace más que improvisar y hacer publicidad cuando le conviene”.

CORTINA DE HUMO

De la misma o parecida opinión es Alberto Fernández, líder del PP en el consistorio. Él habla directamente de “nuevo acto de gesticulación de Colau, otra cortina de humo para desviar la atención”.

Itziar Gonzalez, durante la presentación del proyecto / MIKI
Itziar Gonzalez, durante la presentación del proyecto / MIKI

“Esto demuestra que hemos perdido cuatro años de mandato, ya que si se llega a hacer sería dentro de un año, y es posible que ya no estén los Comuns”, insiste Fernández. “Todo lo que hace Colau es parecido. No consiguió el tranvía y hace poco se atribuyó el ¿éxito? por una multiconsulta que no se puede hacer este mandato. En resumen, que todo es puro teatro y propaganda. Anuncios de cosas que no se materializarán”.

Neus Munté, por su parte, ha reclamado a la alcaldesa que "haga una participación de verdad, hablando con todo el mundo para reformar La Rambla".

Munté considera que el Gobierno municipal "ha perdido tres años teorizando y filosofando, sin avanzar, mientras que la vía se degradaba con más delincuencia, 'top manta', inseguridad y suciedad".

"Pedimos al Gobierno Colau que haga participación de verdad" ha explicado Munté, alertando de que el proyecto no debe hacerse "ni con sectarismos ni prejuicios; es imprescindible que el consistorio rectifique el rumbo y busque el consenso".