El Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos continúa provocando la forzosa huida de hoteleros que tengan intención de crear un nuevo proyecto. Y los municipios cercanos a la ciudad, a las que se puede llegar en un máximo de 30 minutos, se han establecido como las grandes beneficiadas de esta situación. Así lo han confirmado este martes los máximos responsables de algunas cadenas hoteleras que disponen de grandes alojamientos en estas ciudades.

BAIX LLOBREGAT Y L'HOSPITALET

La comarca del Baix Llobregat es la más beneficiada por esta situación. Buen ejemplo de ello es el B&B Hotel Barcelona Viladecans, un establecimiento que está acogiendo una buena parte de la demanda turística y de negocios que acude a la capital catalana y que la ciudad no puede acoger por falta de oferta.

A nivel municipal, L'Hospitalet de Llobregat es el gran favorecido en el actual escenario. Así lo justifica la experiencia de Jorge Rodríguez, Country Manager en España de la compañía easyHotel. “Nos afecta positivamente que no se abran hoteles en Barcelona”. Además, una localización tan cercana a la Fira de Barcelona es una gran ventaja para los hoteles de nueva construcción que se decantan por este municipio: “Estamos descubriendo el gran beneficio de la Fira gracias a la cantidad de eventos que se celebran”, ha afirmado Rodríguez.

El pasado Mobile World Congress fue un barómetro que confirmó esta tendencia. Con prácticamente un 90% de ocupación, para los congresistas no resultaba nada fácil encontrar una habitación con las características deseadas ni en los emplazamientos más céntricos y frecuentados. Es por eso que muchos decidieron alojarse en hoteles de L'Hospitalet y otros pertenecientes al Baix Llobregat, como el B&B Hotel Barcelona Viladecans cuyo CFO, Josep Abellan, ha explicado que no solo se contó con algunos congresistas, sino también con personal de las marcas expositoras, entre ellos muchos chóferes: “Durante el Mobile teníamos el parking lleno de drivers de los congresistas”, ha asegurado Abellan.

AL NORTE DE BCN

Los favorecidos por la moratoria de Colau que impide la apertura de nuevos hoteles en la capital catalana también se encuentran al norte de la Ciudad Condal. Badalona, en el Barcelonès norte o Montcada i Reixac, en el Vallès Occidental son dos casos más de municipios beneficiarios a causa de esta medida.

Yago Camps, director de Rafaelhoteles, ha hablado de Barcelona como “punto de referencia”, y ha explicado que en los últimos años ha habido una clara mejoría en el volumen de negocio de su hotel, ubicado en Badalona. Camps ha confirmado que el establecimiento también se ha visto beneficiado en los grandes congresos recientes, como el Mobile.

Por su parte el director comercial de Sercotel Hotel Group, Nicolás Lleixá, ha afirmado que “la moratoria favorece al perímetro metropolitano”. Tomando como referencia su alojamiento situado en Montcada i Reixac, Lleixá ha abogado por aumentar la calidad de la demanda que solicita un hotel para asegurar el crecimiento del nivel de ingresos.

PISOS TURÍSTICOS

En palabras de Nicolás Lleixá, los hoteleros han aceptado este fenómeno como una “innovación retadora”, y ha afirmado que afecta al negocio “pero no hay vuelta atrás”. Además, los empresarios han asumido que se trata de un perfil que responde a otra forma de viajar ya instaurada.

Con todo, los hoteleros barceloneses están condenados a seguir viendo como los nuevos negocios del sector se instalan en ciudades de su entorno, con la consiguiente pérdida económica que esto supone para para la ciudad.