El Gobierno de España y el Ayuntamiento de Barcelona han llegado a un acuerdo para ampliar la Ronda Litoral entre Zona Franca y El Morrot con una inversión prevista de 137 millones de euros.

El acuerdo se ha pactado con modificaciones en relación a las primeras previsiones, ya que finalmente no se construirá un nuevo viaducto y la vía tendrá dos carriles centrales y dos laterales por sentido de circulación. Esto cambios han sido adoptados tras estudiar las alegaciones presentadas por diferentes actores del proyecto, principalmente las efectuadas por el Ayuntamiento de Barcelona.

El anuncio se ha hecho efectivo hoy jueves en nombre del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante su visita a las obras de la estación AVE de La Sagrera. “Se ha desbloqueado el proyecto de ampliación tras recibir las alegaciones al estudio sacado a información pública, y se ha optado por una solución en el que ampliarán carriles en superficie sin la construcción de un nuevo viaducto”, ha señalado De la Serna. “Los trabajos de demolición de las estructuras ferroviarias de El Morrot irán a cargo del Puerto de Barcelona, como un factor de oportunidad para su crecimiento”.

La nueva solución consiste en que, en vez de ampliarse por el tronco volado que era una de las alternativas, dicha ampliación irá a ras del suelo. Para llevar a cabo las obras, Port de Barcelona se encargará de trasladar las instalaciones ferroviarias de El Morrot, si finalmente se cierra el acuerdo en el que ya se está trabajando, según ha revelado el ministro.

Por su parte, la representante del ayuntamiento de Barcelona, la teniente de alcalde Janet Sanz, que ha acompañado al ministro durante la visita, ha afirmado que la solución por la que se ha optado “es la que mejor conecta con la ciudad y redirige el tráfico”.