La Fira de Barcelona, espacio donde se celebra el Sónar de noche y eventos de repercusión mundial como el Mobile World Congress, podría transformarse en los próximos años. El Ayuntamiento de L’Hospitalet del Llobregat tiene previsto aprobar este miércoles un cambio urbanístico que permitiría ampliar el recinto de la Fira, según han revelado a Europa Press fuentes del consistorio y de la Fira. 

LOS CAMBIOS QUE CONSTRUIRÁN UN NUEVO EDIFICIO

La intención es que se ejecuten varias alteraciones en este recinto donde hace pocos días miles de personas bailaron a ritmo de artistas como Bad Bunny o Paul Kalkbrenner. El Plan Estratégico de espacios feriales, aprobado en febrero, proyectaba entonces levantar un edificio de oficinas y servicios destinados a usos feriales y un nuevo pabellón cuyas puertas se abrirían en 2024. La edificación de oficinas y servicios conectaría con el pabellón 1 y el hall Europa del recinto a través de un paso elevado. De este modo, se daría continuidad a la pasarela que actualmente empalma todos los pabellones.

Si todos estos levantamientos terminan haciéndose realidad, la Fira pasará de tener 240.000 metros cuadrados de superficie bruta expositiva a contar con 300.000 metros cuadrados de superficie bruta. Un crecimiento que la posicionaría entre "las instalaciones más importantes de todo el mundo por espacio, además de destacar por su funcionalidad, tecnología, calidad, innovación y sostenibilidad", ha aladido la Fira.

La alcaldesa de L’Hospitalet y actual presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, ha apuntado en un tuit que con esta iniciativa la ciudad “hacer sus deberes”, y eso genera una riqueza que se podrá reinvertir en los barrios y las personas.