Vecinos de tres calles de Barcelona se han ido a dormir en Horta-Guinardó y se han despertado en Gràcia. No es que sean sonámbulos y hayan salido de paseo nocturno, sino que el límite de los distritos ha cambiado. 

Horta-Guinardó ha perdido 36.000 metros cuadrados de superficie con la reordenación de los límites de los distritos que ha aprobado el Ayuntamiento de Barcelona. El espacio se encontraba en el barrio de Sant Genís dels Agudells, entre las carreteras de les Aigües y de l'Arrabassada. Se trata principalmente de una zona verde, en la que hay tres calles edificadas que en las que viven 28 vecinos, las de Garriguella, de la Vila de Roses y de Siurana.

Esta zona, ubicada en la sierra de Collserola, está mejor comunicada con el distrito de Gràcia que con núcleo del barrio de Sant Genís dels Agudells, motivo por el cual se ha aprobado el cambio de demarcación. En el consejo de distrito de Horta-Guinardó, celebrado este jueves, los grupos de la oposición han criticado la falta de información recibida desde el Ayuntamiento sobre la modificación, que se ha aprobado en comisión municipal.

Este es el único cambio que afecta a vecinos.Por otro lado, la ronda de la Guineueta Vella, a la altura de la plaza Karl Marx pasa a formar parte de Nou Barris, cuando hasta ahora estaba integrada en Horta-Guinardó.

OTROS CAMBIOS

En total, se han realizado seis modificaciones en los límites de los distritos. La plaza de les Drassanes, hasta ahora repartida entre Sants-Montjuïc y Ciutat Vella, se integra totalmente en Ciutat Vella. La acera central del paseo de Sant Joan entre las calles Rosselló y Còrsega pasa del Eixample a Gràcia.

​Un tramo de terreno de la ronda de Sant Martí, entre las calles de Huelva y de Espronceda, debajo de las vías de la Sagrera, pasa a formar parte ahora de Sant Andreu. El último cambio afecta a la confluencia de entre la calle de Montevideo y la avenida de la Mare de Déu de Lorda, en el terreno donde se ubica la propuesta de la Escola Betània. Hasta ahora estaba dividido entre Les Corts y Sarrià, que pasará a formar parte íntegramente de Sarrià-Sant Gervasi.