El Eixample es el distrito barcelonés donde más han crecido los precios de alquiler. Con 917 euros al mes, el coste medio de los alquileres aumentaron un 10,3% en 2016, mientras que la media de Barcelona se situó en poco más de 800 euros y un 9% de subida. “Los alquileres suben de forma importante, pero menos de lo que han anunciado algunos portales de internet”, ha asegurado este viernes la consellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda de la Generalitat, Meritxell Borràs.

Según los datos publicados por la Generalitat, en Barcelona se cerraron 42.182 contratos nuevos, lo que supone un aumento del 3,8% respecto al año pasado. El Eixample es también el distrito con mayor demanda de Barcelona, pues el año pasado se formalizaron casi 8.500 nuevos contratos, una quinta parte del total.

Los distritos donde más han crecido los nuevos contratos son Ciutat Vella (+7,2%), con un alquiler medio de 739 euros; Horta-Guinardo (+3,7%), con un precio medio de 640 euros al mes; y Nou Barris (+2,3%), donde el coste se sitúa en 561 euros mensuales. En el lado opuesto está Les Corts, que fue el distrito en el que se firmaron menos contratos.

BARRIOS EL DOBLE DE CAROS

Otro de los datos más destacados del Informe sobre el mercado de alquiler en Catalunya de 2016, es la diferencia de precio entre barrios. Según el estudio, en 18 de los 73 barrios de Barcelona el alquiler medio está por debajo de los 600 euros al mes y en otros nueve son superiores a los 1.000 euros.

En este sentido, Sarrià-Sant Gervasi es el distrito que tiene un precio medio de alquiler más alto, con 1.144 euros y registra un incremento interanual del 8,9%, aunque los nuevos contratos han bajado un 1,1% y se han quedado en 4.107. 

La consellera ha criticado que el aumento medio del 9% que recoge el estudio “no es el 15%, el 18% o el 26,4% que nos han explicado los portales” y ha pedido a estas compañías que midan mejor sus declaraciones. “El portal que más ofertas tiene en Barcelona tiene 6.500 y corre el riesgo de incentivar un incremento de los precios, que es lo que queremos evitar”.

MERCADO ESTRECHO

El presidente de la Cámara de Propiedad Urbana de Barcelona, Joan Ràfols, ha señalado que el mercado de alquiler de Barcelona es “muy estrecho”, pues apenas constituye el 30% del parque de vivienda. Por eso cualquier variación de la demanda, por pequeña que sea, “provocan incremento de precios”.

Por su parte, el autor del informe, el economista Agustí Jové, ha explicado que el aumento de precio se debe a una cuestión real, no a la burbuja inmobiliaria. En su opinión, el mercado de alquiler opera sobre un parque finito de vivienda que debe absorber la demanda acumulada y la competencia del turismo y la población flotante extranjera.