La edificación en la ciudad de Barcelona baja por segundo año consecutivo. En concreto ha experimentado un descenso de un 20% en 2018. La principal razón es la caída de un 54% de los proyectos de más de 10.000 metros cuadrados.

Además, en la provincia de Barcelona la subida global se situó en un 15% gracias al aumento de los proyectos de más de 10.000 metros cuadrados, que crecen un 38%; y a los de entre 3.000 y 10.000, que suben un 22%.

CRECIMIENTO EN CATALUNYA

La superficie visada, aquella que ha recibido el sello de aprobación por el Colegio de Arquitectos o de Aparejadores, en Catalunya se situó en 2018 en 4.503.486 metros cuadrados. Esta cifra supone un crecimiento del 15,27% respecto al año anterior. Sin embargo, este aumento es un 44% inferior a la actividad registrada en 1993.

Esta visa es un sello acreditativo de que el arquitecto o aparejador está colegiado y es necesaria para presentar el documento en el Ayuntamiento y recibir la pertinente licencia de construcción, en el caso de obra nueva de gran envergadura.

Además, este repunte responde, principalmente, a los 69 proyectos de gran envergadura, es decir, de más de 10.000 metros cuadrados que se visaron en 2018. Este tipo de proyectos representa el 63% del aumento total, según datos del Colegio de Arquitectos de Catalunya, que ha indicado que la obra nueva creció un 26%.

DESCENSO DE REHABILITACIONES

La superficie visada relacionada con proyectos de rehabilitación baja por primera vez desde 2013 y representa un 27% del total. Por este motivo, el Colegio ha apuntado a la "urgencia" de impulsar la renovación urbana y la rehabilitación con el objetivo de resolver necesidades en seguridad, accesibilidad, salud, bienestar de las personas y transición energética.

En este sentido, desde este órgano colegial apuntan que mientras los ciudadanos europeos gastan una media de 1.400 euros anuales en rehabilitación, esta cifra se reduce aquí hasta situarse en los 700 euros. En 2018, se proyectaron un total de 14.515 viviendas nuevas en Catalunya, lo que supone un crecimiento del 29% respecto a 2017.