ARCHIVADO EN:

El pasado 29 de abril los Mossos d’Esquadra detuvieron a dos hombres, de 72 y 34 años y de nacionalidad italiana, como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Además, también fue detenida una mujer de 33 años y de nacionalidad rusa.

La investigación se inició a principios del mes de febrero a raíz de una sospecha sobre una casa situada en Corbera de Llobregat, donde podría encontrarse una plantación de marihuana gestionada por personas de nacionalidad italiana. Más tarde, constataron que se trataba de un grupo criminal que cultivaba marihuana indoor.

En el piso de Barcelona el grupo criminal preparaba la droga, la empaquetaba y más tarde la distribuía. Los Mossos detectaron que el piso estaba ocupado por los traficantes, según Mossos d’Esquadra.

ENTRADAS Y REGISTROS

Tras varias semanas de investigación, se realizaron dos entradas, uno en la casa de Corbera de Llobregat y otra en la vivienda ocupada de Barcelona, además de continuos registros en ambas viviendas.

Los agentes intervinieron 485 plantas, diez quilos de marihuana -ya preparada para su distribución-, documentación de los arrestados, dinero en efectivo y varias herramientas destinadas al cultivo de marihuana. Los arrestados pasaron a disposición judicial el pasado 1 de mayo y el juez decretó el ingresó a cárcel preventiva para uno de los hombres y libertad con cargos para las otras dos personas detenidas.