Eficiencia y rapidez son la clave para construir casas. El método tradicional al cual estamos acostumbrados ya es “prácticamente el pasado” y ahora toca una nueva hornada de bloques nuevos, frescos y modernos al que solemos ver. Sea en Barcelona o en Madrid, la clave es edificar o remodelar alojamientos, escuelas o hospitales en el menor tiempo posible.

La dificultad de buscar un terreno, adquirirlo, fichar a un arquitecto, presentar el proyecto y demás queda lejos frente a las propuestas de Andrés Navarra, un emprendedor que hace un par de años vio que la construcción tradicional de viviendas podía quedar ya como “algo antiguo, del siglo anterior”.

ACABADO EN CUATRO MESES

Desde que alguien quiere adquirir una vivienda particular hasta que lo consigue pueden pasar entre 12 y 18 meses, como mínimo. Navarra apunta que es demasiado para una familia, un matrimonio o incluso unos empresarios que quieren montarse un conjunto de despachos en la ciudad. Aparte de los trámites burocráticos y los más prácticos -mano de obra, material y demás-, el método tradicional “de martillo, cemento y ladrillo” contamina visualmente y a nivel acústico a las personas.

Proceso de creación de una vivienda modular

Proceso de creación de una vivienda modular

El CEO de Kiwis Home, Andrés Navarra, señala que hay alternativas mucho más prácticas, fáciles  y eficientes a la hora de edificar. En este sentido, el empresario explica que las casas modulares son una buena opción en ciudades como Barcelona donde el espacio es muy escaso y la velocidad a la hora de construir es limitado. Además, apunta que con el "nuevo método" las viviendas pueden estar acabadas en cuatro meses, tiempo aproximado que tardan los obreros en acabar los bloques. 

SISTEMA ADAPTABLE 

El sistema de construcción modular es adaptable, ya que “se fabrican de una manera similar a los coches”, en línea y en una nave. De esta manera, el cliente, la organización o la institución que reclama una vivienda de estas características elige las “piezas” que le interesan como el material, el color o el tamaño y en una fábrica se construye dicha casa. Al cabo de cuatro meses, el cliente recibe en bloques las partes de su inmueble, sea un hospital, una casa o una escuela y cuatro días más tarde lo tienen montado en el espacio elegido.

Diseño de una casa modular creada a través de diferentes materiales

Diseño de una casa modular creada a través de diferentes materiales

De esta manera, en una ciudad como Barcelona, una construcción modular en bloques​ es una de las soluciones más factibles, según Navarra, para poder edificar sin causar ningún tipo de problema; sea acústico, visual o de espacio. Además, si el cliente en algún momento le interesa añadir un espacio más, puede adquirlo y añadirlo donde prefiera. Por el momento, en Kiwis Homes construye en planta baja más cinco pisos, por el momento, pero desde la compañía no descartan que se pueda ampliar.