ARCHIVADO EN:

La capital catalana ha dado su visto bueno al establecimiento de seis recintos hoteleros en el periodo de dos años. Los exigentes requisitos del plan especial urbanístico de alojamientos turísticos, que limita la apertura de nuevos establecimientos hoteleros y que la prohíbe en una amplia zona de Barcelona, ha sido superada por estos proyectos.

Durante los poco más de dos años en los que este plan está instaurado en la ciudad, el Ayuntamiento ha expedido 36 informes favorables, 20 de los cuales no han prosperado por falta de tramitación en la licencia de obras.

DIEZ ALOJAMIENTOS

A los seis hoteles aprobados, hay que sumar dos albergues, una pensión y unos apartamentos turísticos, lo que supone un total de 1.640 plazas.

La teniente de alcalde Urbanismo barcelonesa, Janet Sanz, ha afirmado que estas cifras se ajustan a las previsiones realizadas por el gobierno municipal. De la misma manera, Sanz se congratula de haber pasado a "un ritmo mucho más moderado" el incremento de plazas turísticas de Barcelona.

LICENCIAS DESTACADAS

Entre los proyectos más destacados que cuentan con el beneplácito del consistorio, se encuentra un hotel con capacidad para 408 huéspedes en la Zona Franca, otro con capacidad para 150 personas en Vallvidrera, un albergue para 280 en la avenida Meridiana o un alojamiento hotelero para 450 huéspedes en el 22@ del Poblenou.