ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento ha anunciado este sábado la aprobación de un nuevo plan con la finalidad de preservar la "singularidad y valores históricos" del pasaje de Conradí.

Este camino, que se encuentra en la isla limitada por las calles de Sicília, Rosselló, Sardenya y Còrsega, está conformado por casas unifamiliares obreras de planta baja construidas entre 1890 y 1929, unas viviendas que se encuentran en una situación de absoluto deterioro.

LUGAR OLVIDADO

Pese a que el pasaje de Conradí lleva muchos años en este estado de abandono, el Ayuntamiento no se ha acordado de su renovación hasta entrar en la cuenta atrás para las elecciones municipales.

Las reivindicaciones vecinales también han sido un factor destacado para que se lleve a cabo la modificació del Pla General Metropolità que hace posible esta transformación.

VALOR HISTÓRICO

Mediante la propuesta de renovación de este espacio, se pretende reconocer la existencia del paisaje consolidado y preservar su tipología tradicional para mantener el valor histórico y memorial del conjunto arquitectónico. Para hacerlo posible, se calificarán los suelos de las casas como zonas de conservación de la estructura urbana y edificatoria, y el pasaje pasará a ser un vial cívico.

De la misma manera, se extenderá el actual pasaje hasta que complete el paso desde la calle Sardenya hasta la de de Sicília, y la última parcela del nuevo vial se calificará de zona verde.