La Comisión de Economía y Hacienda de Barcelona ha aprobado este martes la concesión de más de 13.000 metros cuadrados en distintos espacios a la Associació Espai Comunitari i Veïnal Autogestionat de Can Batlló.

RETORNO SOCIAL

Este caso es el primero en España en el que se introduce la figura de la valorización del retorno social en una concesión administrativa, que será valida para un período de 30 años prorrogables.

En 2017, 48.000 ususarios participaron en 849 actividades sumando así 82.185 horas de trabajo voluntario, suponiendo esto que cada euro invertido por el consistorio en Can Batlló conlleva un retorno para Barcelona de cinco euros.

RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS

El acuerdo indica que el Ayuntamiento será responsable de los suministros, la rehabilitación, el gran mantenimiento y la seguridad del espacio, mientras que los vecinos serán los encargados de los seguros, las tasas y los tributos derivados de la concesión y mantenimiento del espacio, y deberán asegurar un acceso universal a Can Batlló.