ARCHIVADO EN:

Los ultras pasan a la acción. La concentración en la plaza Artós no ha saciado su amor a España y odio a los independentistas y, actualmente, se dirigen hacia Gràcia y el Eixample a la caza de independentistas, a quienes despectivamente llaman “ratas". 

Tras disolverse la manifestación en Sarrià, los ultras tenían ganas de pelea. Por un día, ellos también querían ser los protagonistas de incidentes violentos en una Barcelona que se ha convertido en la capital del descontento desde la sentencia del Tribunal Supremo contra los políticos presos. 

BANDERAS ESPAÑOLAS Y CARLISTAS

“A por ellos” y “Yo soy español, español”, coreaban los radicales españolistas, ataviados con banderas españolas y carlistas, mientras desfilaban a todo prisa, de Sarrià a Gràcia. También han hecho saludos fascistas y han entonado el "Cara al sol". Por el camino se han armado con palos de madera, han golpeado persianas de algunos comercios y han insultado a varios conductores. Además, han lanzado piedras contra los balcones que exhiben banderas independentistas. 

Unos minutos antes, los Mosos d’Esquadra han evitado que ultras e independentistas se enfrentaran en la plaza Artós. La policía catalana ha cargado contra los primeros.