Uno de los perros beagle del vídeo que denuncia el maltrato animal en Vivotecnia / CRUELTY FREE INTERNATIONAL
Uno de los perros beagle del vídeo que denuncia el maltrato animal en Vivotecnia / CRUELTY FREE INTERNATIONAL

La UB niega la experimentación con los cachorros Beagle

La universidad sí admite, en cambio, que en marzo se llevará a cabo el proceso con 32 perros de la misma raza

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

La Universitat de Barcelona (UB) se pronuncia sobre la experimentación que, según pudo saber este medio, se ha llevado a cabo en 38 cachorros de raza Beagle en el Parc Científic. El centro educativo niega rotundamente, después de guardar silencio sobre dicho proceso, que en enero de 2022 se esté llevando a cabo ninguna actuación de este tipo.

Sin embargo, la universidad admite que tiene previsto iniciar la fase de experimentación en 32 perros a mediados de marzo. "Ahora se está elaborando el protocolo de trabajo, con la consecuente evaluación y validación de todos los requisitos aplicables establecidos tanto en las normativas autonómicas, estatales y europeas, como a los preceptos éticos que vinculan tanto el PCB como la UB.

Exterior del Parc Científic de la UB / PARC CIENTÍFIC UB
Exterior del Parc Científic de la UB / PARC CIENTÍFIC UB

"VIVOTECNIA CUMPLE LOS REQUISITOS LEGALES"

En el mismo comunicado emitido por la UB, la universidad asegura que "la empresa encargada de gestionar los animales que forman parte del experimento se contrató cumpliendo todos los requisitos legales de la contratación pública". No mencionan el nombre, aunque el escándalo de Vivotecnia en Madrid por el maltrato a los animales fue sonado en todo el país.

El rectorado también informa de que la práctica con animales es "insustituible" para garantizar el progreso científico. "Esta práctica solo se hace cuando es estrictamente ineludible y siempre con la máxima exigencia ética para minimizar el impacto en los animales".

Un mono sometido a un experimento de Vivotecnia en el laboratorio de Madrid / CRUELTY FREE INTERNATIONAL
Un mono sometido a un experimento de Vivotecnia en el laboratorio de Madrid / CRUELTY FREE INTERNATIONAL

"SE LES OYE LADRAR"

El relato de algunos estudiantes de la universidad contradice la versión de la misma. Algunos de ellos, consultados por Metrópoli, confirman que oyen ladridos de perros provenientes del "estabulari", la instalación que alberga a los cachorros. 

Por otra parte, lo que algunos colectivos animalista piden a través de las redes sociales es que cuando finalice la experimentación, los cachorros tengan la oportunidad de ser dados en adopción. Alegan que el artículo 30 del RD 53/2013, de 1 de febrero, y la Directiva 2010/63/UE dejan claro que los perros y gatos que hayan sido utilizados en investigaciones y estén en buen estado deben darse en adopción.

LA UB NEGÓ A VIVOTECNIA

En un primer momento, Metrópoli se puso en contacto con el Parc Científic de la UB y su dirección negó tener "en vigor" ningún contrato con Vivotecnia. Desde la dirección también se aseguró que, en caso de tenerlo, "consideraría hacer un comunicado al respecto", lo que no fue así.

El documento salió público y corroboró la adjudicación, que es pública y aparece en el portal de transparencia de la institución

Un perro beagle rodeado de sangre en el vídeo que denuncia el maltrato animal en Vivotecnia / CRUELTY FREE INTERNATIONAL
Un perro beagle rodeado de sangre en el vídeo que denuncia el maltrato animal en Vivotecnia / CRUELTY FREE INTERNATIONAL

GOLPES E INSULTOS: EL ESCÁNDALO DE VIVOTECNIA EN MADRID

El escándalo de Vivotecnia estalló el pasado 8 de abril, cuando la ONG Cruelty Free International (CFI) publicó las pruebas del maltrato animal en un laboratorio de la compañía en Madrid. Las imágenes habían sido grabadas por una extrabajadora, harta de que los directivos de la empresa hiciesen caso omiso de sus avisos. En las mismas se puede observar a los empleados golpeando y zarandeando a los ejemplares de los que debían cuidar. Aparecen perros sufriendo y gritando de dolor, cerdos y monos chillando aterrorizados y también conejos moribundos. Violencia gratuita y deliberada de la que se hicieron eco The Guardian y eldiario.es y que viola las leyes de protección de animales para fines científicos aprobadas tanto en España –Real Decreto 53/2013 y Ley 32/2007– como en la UE –Directiva 2010/63/EU–.

Si cada una de las escenas que demuestran los abusos ya es terrible de por si, las barbaridades que verbalizan los trabajadores hielan la sangre. Insultos y burlas del estilo "¡Muérete, hijo de puta! Estoy hasta la polla de conejos", "Déjale que se rompa la columna" o "¿No es más fácil y económico pegarle un cogotazo?" –mientras uno de ellos mata a un conejo con una inyección–, "Cerda psicópata", "Si aquí está el pito, los huevos deben estar por ahí" –al mismo tiempo que otro pinta un bigote, en la zona genital, a un mono que es presa del pánico– o "Como Hitler, ¡pasajeros al tren!" –mientras otro carga una jaula repleta de ratones que van a ser sacrificados–.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.