El avance del coronavirus ha generado una alarma que se está traduciendo en numerosos cierres y actividades detenidas. El teletrabajo se ha instalado en muchas empresas, el Ayuntamiento ha anunciado el cierre de todos los equipamientos municipales y el AMB ha cancelado todas las actividades participativas previstas. Hasta la Sagrada Familia, reacia al cierre y tras anunciar una restricción de sus visitantes, ha optado finalmente por su clausura. La Casa Batlló hará lo propio a partir del lunes.

Pese a la destacada cifra de puertas cerradas y persianas echadas, hay un sector que se resiste cambiar sus planes: el turístico.

SEGUIR VIAJANDO

El virus no ha amedrentado a los turistas, que continúan visitando los lugares y monumentos más emblemáticos de Barcelona. Buen ejemplo de ello son Diana y Nia, dos jóvenes inglesas que pasean sorprendidas ante la imponente imagen de la Sagrada Familia.

Ante la duda de seguir su actividad turística o dejar de hacerlo, su apuesta es firme: "Evidentemente tienes que tener cuidado, pero el coronavirus no nos frenará de venir aquí", explican. Además, añaden que continuarán "viajando" pese a un posible incremento en la cifra de infectados.

Turistas frente a la Sagrada Familia / RP
Turistas frente a la Sagrada Familia / RP

Nadia, una mujer alemana que se ha desplazado sola hasta la capital catalana para "pasar unos días", garantiza que seguirá "viajando" pese a la pandemia. En la misma línea, destaca que se siente "segura en Barcelona", e indica que también se puede contagiar "estando en casa y bajando al supermercado".

NERVIOS POR EL VIAJE

Desde el país británico también han llegado Nia y Clarise, dos amigas que hacen su tercera visita turística a la ciudad. Aunque aseguran que no tienen "miedo" por su estancia, expresan que sintieron "nervios" durante el viaje, pero que éstos se acabaron al llegar a su hotel.

Garald y su familia, formada por su mujer y dos hijas, han llegado a Barcelona desde Rusia. El visitante afirma que él no está "asustado" por el coronavirus, pero que su mujer llegó a plantearse si seguir adelante con el viaje era la mejor idea. "Ella dudó, pero ahora está contenta de venir aquí", explicita. Sobre el riesgo de infección, cree que quizá se "contagiará", pero espera que no sea así.

Visitantes haciendo fotografías / RP
Visitantes en Barcelona / RP

Fabio, Iara y su hijo Valente están alojados en La Barceloneta desde el pasado sábado. Cerca del final de su estancia, explican que en su país, Brasil, "hay poca gente contagiada", por lo que no están "muy asustados" pero reconocen moverse con "precaución". Además, insisten en que si vienen a Barcelona no se pueden ir sin "ver la Sagrada Familia y otros sitios bonitos de la ciudad".

SIN MIEDO

En general, los turistas que llegan a la capital catalana continúan haciéndolo sin miedo y, generalmente, no se plantean la posibilidad de hacerlo a corto plazo pese a que continuara la expansión del coronavirus, que cada vez reduce más las opciones de los visitantes por las clausuras y cancelaciones que no paran de sucederse.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.