El frío ha llegado y, con él, las ganas de esquiar. Este puente de la Constitución ha arrancado con las estaciones de esquí llenas y menos turismo en Barcelona que el año pasado en estas mismas fechas. Según el análisis realizado por Magma HC y STR, los ingresos que han obtenido los hoteles de Barcelona durante el mes de octubre han experimentado una sensible caída del 12,5% respecto al mismo periodo del año anterior. 

El Gremio de Hoteles de Barcelona ha previsto una ocupación del 45% para este puente, desde el día 6 al 10 de diciembre, mientras que el año pasado cerró estas mismas fechas con un 60%. Y el buscador de alojamientos rurales Toprural ha previsto que la ocupación en los alojamientos de turismo rural en Cataluña durante es puente alcance el 60%, cuatro puntos porcentuales por debajo de la media de toda España que está en el 64%.

Sin embargo, el director de la Asociación Catalana de Estaciones de Montaña (ACEM), Joaquim Alsina, ha apuntado que sus perspectivas son muy positivas respecto a este puente. El mayor volumen de reservas se concentra en los últimos días del puente, el día viernes 8 y el sábado 9 de diciembre, con casi el 100% de ocupación, cifras muy similares a las del año pasado.

El repentino frío que ha acechado Catalunya estos últimos días ha sido una motivación para ir a esquiar. Joaquim Alsina ha recalcado que muchos de los esquiadores son barceloneses y que gracias a que está haciendo frío en la ciudad se han “animado” para visitar las pistas, que han dado su pistoletazo de salida a la temporada de esquí.

OTROS PLANES DE PUENTE

Otros barceloneses han optado por visitar Bruselas, que este puente, de forma extraordinaria, recibirá más visitas catalanas que de costumbre. El motivo es que la ANC y Òmnium Cultural han convocado movilizaciones independentistas para mostrar su apoyo al President de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, quien intervendrá junto con la número dos de ERC, Marta Rovira, en un discurso previsto para este jueves.

Este 6 de diciembre, coincidiendo con el Día de la Constitución, han partido en varios coches y autocares hacia la capital belga, donde pasarán el puente protagonizado por el frío.