ARCHIVADO EN:

El presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona, Jordi Clos, ha denunciado este jueves que la facturación hotelera ha caído en la capital catalana un 14% este verano debido a la "preocupante" pérdida de reputación internacional que vive la ciudad "por culpa de la inseguridad y el incivismo".

Clos ha explicado que "Barcelona está entrando en un periodo turístico complicado" y está creciendo el turismo de mala calidad. Ha reclamado que haya "buenos gestores", señalando a Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat de Catalunya como responsables, en parte, del problema.

El caos, el tumulto, la suciedad y el olor a pis se apropian del barrio | P.B.
Calles sucias en Barcelona / PAULA BALDRICH

"PROBLEMA DE GESTIÓN"

"Necesitamos que el Ayuntamiento y la Generalitat se tomen en serio el tema porque si Barcelona se costipa, Catalunya puede coger una pulmonía. Debemos erradicar el incivismo y la inseguridad en la ciudad porque si no lo resolvemos iremos a peor", ha afirmado el representante del sector hotelero.

"No hace falta inventar nada. Es un problema de gestión. Si hace falta más Guàrdia Urbana, más Mossos d'Esquadra o más limpieza en las calles, hay que hacerlo posible", ha añadido Clos, que ha reclamado que el 100% del importe turístico se dedique a la promoción de la ciudad.

 

Cae el número de turistas que se alojan en hoteles en Barcelona  / PABLO ALEGRE
El Gremi d'Hotels está "preocupado" por la pérdida de reputación de Barcelona / PABLO ALEGRE

"SITUACIÓN INSOSTENIBLE"

El presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona ha declarado que es una situación  "insostenible" que debe terminar: "No puede ser que los turistas sean víctimas de agresiones verbales o físicas".

Jordi Clos ha asegurado que el turismo de calidad está en peligro: "La mala reputación de Barcelona hace que cada vez haya menos turistas de lujo. Los hoteles han tenido que bajar precios y han recibido turismo de peor calidad".

Un grupo de vendedores del 'top manta', junto a la plaza de Catalunya, con una furgoneta de la Guàrdia Urbana al fondo / HUGO FERNÁNDEZ
Un grupo de vendedores del 'top manta', junto a la plaza de Catalunya / HUGO FERNÁNDEZ

EL TOP MANTA, "UNA EPIDEMIA"

"La crisis política que se vive en Catalunya tampoco ayuda, y el top manta es una epidemia. Hace perder reputación a Barcelona. Las playas tampoco son lo que eran. Cuando no son los mojitos son los lateros. ¿Esta es la imagen que queremos dar de nuestra ciudad?", ha destacado Clos.