El alcaldable barcelonés y Vicepresidente de Desarrollo Social y Económico del Área Metropolitana de Barcelona, Jaume Collboni, ha destacado la importancia de realizar una proyección turística metropolitana en el marco del “Summit Barcelona: Turismo de calidad vs. Masificación turística”.

Collboni ha abogado por seguir el ejemplo de otras grandes áreas metropolitanas a nivel internacional y potenciar la colaboración público-privada contando con todos los actores.

ECONOMÍA Y SOSTENIBILIDAD

El candidato socialista a la alcaldía de Barcelona ha defendido la industria turística como una aliada "de primera magnitud para la proyección internacional" de la ciudad. Además, ha defendido que el turismo tiene que estar al servicio de la ciudad, y no al contrario.

De la misma manera, Jaume Collboni ha apostado por un turismo sostenible y que suponga un factor de crecimiento económico y mejora social, gracias al cual se mejoren las condiciones de los puestos de trabajo en el sector de la hostelería y la restauración.

CRÍTICA A LOS 'COMUNS'

Collboni ha expresado que el turismo no es un problema, sino que es una oportunidad, pero esto exige gobernanza que lo gestione de manera correcta y resulte un beneficio para la ciudad.

El socialista ha reafirmado que la marca Barcelona es muy poderosa, pero que “se tiene que gestionar desde el ámbito público” ya que hasta ahora “no nos hemos preocupado de gestionar la marca de la ciudad porque nos ha ido bien”.

CAPITAL DEL MUNDO

Jaume Collboni ha asegurado que Barcelona dispone de una gran oportunidad para “volver a ser la capital del mundo”, ya que en una década se celebrarán los 100 años de la Exposición Internacional de 1929, poniendo sobre la mesa la propuesta de su partido de volver a acoger este evento en 2030.

Los principales puntos que Collboni ha puesto en valor en materia turística, han sido la apuesta por un crecimiento turístico que favorezca a los barceloneses, la reducción del impacto del turismo en los precios inmobiliarios, avanzar en gestión municipal y metropolitana, facilitar una planificación que haga prever los problemas que vendrán, realizar un gran pacto para establecer un estado de confianza y previsibilidad, promover un turismo sostenible y respetuoso y la mejora constante en la profesionalización de los trabajadores en el ámbito de la hostelería.